De acuerdo al estudio “Participación laboral femenina” del INE publicada en Pulso, explica que el incremento de las mujeres en el mundo laboral se explica por distintos factores como el aumento de los años de escolaridad en el mundo femenino, la tercerización de la actividad económica y la transición demográfica. Particularmente, la disminución de la tasa de fecundidad que se asocia con cambios en los proyectos de vida de las mujeres. Sin embargo, el más relevante a nivel regional resulta ser el primero.

Mientras las cifras revelan que cerca del 48% de las mujeres en Chile están inmersas en el mundo laboral, éstas sólo llegan al 3% en cargos de alta dirección.

En Chile la participación en la fuerza de trabajo de las mujeres ha ido en aumento en los últimos años. Sin embargo, a pesar del crecimiento económico sostenido y los factores que podrían posibilitar su incremento, es todavía uno de los países con más baja participación, manteniéndose muy por debajo del promedio regional. Incluso, es una de las más bajas entre los países de la OCDE.

Mejoras en jardines infantiles, disminución de brecha salarial y cambio de mentalidad serían, entre otros elementos, determinantes para conseguir una mayor participación laboral femenina.

1.- Flexibilidad laboral: Una de las principales razones por las que las mujeres se integran en menor medida al mundo laboral es porque ven que en nuestro país cuesta lograr compatibilizar vida y trabajo.

Según el Ministerio del Trabajo, en Chile 6 de cada 10 mujeres de nivel socioeconómico alto trabaja. En tanto, sólo 3 de cada 10 de ingresos medios bajo lo hace. Esto tendría

2.- Discriminación salarial: En Chile, la masa en edad laboral femenina es cercana a los 8.500.000. Sin embargo, las que hoy no participan son 3.700.000. Una de las causas por las que se da es el tema de igualdad de género en rentas.

3.- Empoderamiento femenino: Según señalan los expertos, uno de los motivos por los que aún los índices nacionales en materia de inclusión laboral femenina son bajos es porque falta empoderamiento. Así al menos lo sostiene Cristián Carvajal de GrupoExpro que ve en este factor la clave para alcanzar cifras como Islandia, donde su integración está por sobre el 70%. “Es súper importante que las mujeres sean conscientes de sus capacidades. Deben sentirse seguras de sus habilidades y fortalezas, y desde allí proyectar el trabajo que realizan”.

4.- Redes de apoyo: En un marco en que muchas veces las mujeres son las encargadas de cuidar a algún familiar con dificultades o a los niños, convierte en decisivo el rol de las redes de apoyo. Por ejemplo, los jardines infantiles con jornada escolar completa.

5.- Cambio de mentalidad: el rol de la mujer dentro de posiciones directivas no supera el 5%, sin embargo, su presencia parece ir en aumento. “Esto debido a que las empresas y la sociedad están entendiendo que la diversidad en las decisiones y el aporte femenino son parte de los buenos resultados que puede conseguir un negocio”, cuenta Nicole Papazian, jefe de marketing y comunicaciones de Adecco.

12 Mar , 2015 0 Comments Destacadas, Noticias, Temas de interés