El Foro Mundial sobre la Educación 2015, organizado por la UNESCO y por el Ministerio de Educación de Corea del Sur, se desarrolló con la participación de 1.500 personas en la ciudad de Incheon, entre el 18 y 22 de mayo. El evento contó con la presencia de los ministros del Gobierno de más de 100 países, la sociedad civil, grupos de jóvenes y el sector privado.

El Foro tuvo como objetivo realizar un balance de los progresos del movimiento mundial para la “Educación para todos”, iniciada en Jomtien en 1990 y reiterada en Dakar en 2000, el cual ha impulsado progresos significativos en educación. Además, en la ocasión se elaboró un nuevo programa de educación para asegurar el aprendizaje de calidad para todos en 2030.

El Marco de Acción de Educación 2030, destaca el rol que el sector privado puede desempeñar en apoyo a los gobiernos sobre el derecho a la educación. El Pacto Global de las Naciones Unidas-entidad que en Chile funciona al alero de la UNAB– y la Coalición Empresarial Mundial por la Educación (GBC-Educación), organizaron una sesión sobre cómo las empresas pueden coordinar acciones para asegurar una oportunidad de educación equitativa para todos.

El Foro concluyó con la adopción de la Declaración de Incheon y compromisos públicos realizados por las Naciones Unidas y otros asociados. Georg Kell, Director Ejecutivo de Global Compact, declaró que “el Pacto Global se compromete a trabajar junto con la UNESCO y la ONU para apoyar el importante tema de la educación”.

Cabe señalar, que entre los acuerdos más importantes del documento están que se reconoce a la educación como factor principal de desarrollo; se garantiza una educación inclusiva, equitativa y de calidad, así como promover oportunidades de aprendizaje a lo largo de la vida para todos; se reafirmó a la educación como un bien público, un derecho humano y la base para garantizar la realización de otros derechos.