Luego de 15 años a la cabeza de la iniciativa de sostenibilidad corporativa más grande del mundo, Georg Kell dejó su cargo como Director Ejecutivo de Pacto Global de las Naciones Unidas. En su lugar, asumió Lise Kingo quien se desempeñaba como vicepresidenta y miembro de la dirección ejecutiva de Novo Nordisk.

Cabe destacar, que Kingo cuenta una gran experiencia en el liderazgo estratégico y en la aplicación de la sostenibilidad corporativa a través de la creación de alianzas con stakeholders.

A partir de hoy, Kell asumirá como vicepresidente de Arabesque Partners, firma anglo-alemana de gestión de activos. De cara a su nueva ocupación, el presidente de Arabesque, Robert G. Eccles, señaló que “Kell entrega una comprensión única de los criterios ASG que tienen que tener las empresas; además valoramos mucho sus años de experiencia como líder del Pacto Global”.

En un mensaje de despedida que dirigió a los más 13.000 participantes del Pacto Global, iniciativa que en Chile funciona alero de la Universidad Andrés Bello, Kell expresó su entusiasmo por este nuevo cometido, y señaló “es mi aspiración ayudar a crear la próxima generación de gestión de activos. No tengo ninguna duda de que los logros del mundo de las finanzas son clave para lograr la transformación del mercado”.

“Hoy me retiro de las Naciones Unidas y dejo el timón del Pacto Global de Naciones Unidas” se despidió con la confianza de que su sucesora, Lise Kingo, “ofrecerá aún más valor para los firmantes”, comentó.

Kell calificó su trabajo, como fundador y único director de Global Compact, como “un viaje mágico de 17 años en los que el Pacto Global de las Naciones Unidas ha pasado de ser una idea a un movimiento global”.