Mainstream Renewable Power Chile, compañía que desarrolla  proyectos de Energía Renovable No Convencional (ERNC) finalizó la implementación  del programa de educación ambiental denominado “Ventolera y Ventarrón”, el que tuvo por objeto dar a conocer las ERNC. La implementación de este programa educativo se inició el 2013, con un proyecto piloto en el Colegio San Manuel de Los Ángeles.

Durante el año escolar de 2014, este programa fue implementado en las comunidades escolares cercanas a los proyectos eólicos que actualmente se encuentran en desarrollo. En este caso se trata de los proyectos eólicos Alena y San Manuel en Los Ángeles, y Aurora, en la comuna de Llanquihue.

Para Alejandra Alvarez, gerente de Relaciones Comunitarias de Mainstream Chile, la continuidad del programa ha sido vital en las relaciones con los vecinos: “estamos muy contentos con este proyecto. Llevamos ya dos años trabajando el tema del viento con los estudiantes y sus profesoras. La idea es entregarles herramientas para que conozcan las ERNC sus ventajas y aplicaciones. Situación similar estamos evaluando para nuestros proyectos solares del norte del país”, agregó.

El programa Ventolera y Ventarrón, está compuesto por módulos educativos que se implementan durante dos meses. El primero de ellos, denominado “La Amistad de Ventolera y Ventarrón” es el  taller inicial, orientado a primer ciclo básico .El segundo módulo, que se comenzó a implementar a partir de este año 2014, se denomina “La Leyenda de los Vientos Preguntones“. Este módulo se orienta al trabajo con estudiantes de segundo ciclo básico. La facilitación de este programa está a cargo de la Consultora Climas Educativos.

Entre los objetivos que persigue este programa están:

  • Sensibilizar a estudiantes sobre la importancia del medio ambiente, la conservación de recursos naturales y los beneficios de las ERNC.
  • Favorecer la comprensión de la relación entre el ser humano y su ambiente
  • Reconocimiento y valorización por parte de los estudiantes, de diversas fuentes de energías renovables en su contexto habitual.
  • Aumentar la motivación de los estudiantes, en sus procesos de aprendizaje. Para dicho efecto, la incorporación de una metodología lúdica y participativa, están presentes en cada uno de los momentos que configuran el programa.

A juicio de Yasna Soto, Directora de Climas Educativos y coordinadora del programa, los resultados han sido muy satisfactorios para las comunidades escolares. Docentes y Directores de los establecimientos educativos, han destacado el aporte del programa para los procesos de aprendizaje de los niños. A su vez, la metodología lúdica y el lenguaje artístico presente para el abordaje de los contendidos, ha sido ampliamente valorado. Este año, los niños que participaron, pudieron acercarse de una manera entretenida al mundo de las ciencias y a través de ella, comprender un poco más acerca del viento y los enormes beneficios que éste fenómeno de la naturaleza tiene para el ser humano.

Durante el 2014 fueron beneficiados 290 alumnos en total. Para el caso de la comuna de Los Ángeles, donde están los proyectos eólicos San Manuel y Alena, fueron 170 alumnos beneficiados de los establecimientos: Colegio San Manuel, Escuela Aguada de Cuel, Escuela El Chequén, Escuela Coyanco y Liceo de Santa Fe. En el caso de la comuna de Llanquihue, donde se encuentra el proyecto eólico Aurora, fueron 120 los alumnos beneficiados, y pertenecían a los colegios: Escuela de Loncotoro, Colegual la Esperanza, Coligual San Juan y Colonia Los Indios.