Tinguiririca Energía es una empresa chilena de generación hidroeléctrica, que posee dos centrales hidroeléctricas de pasada: “La Higuera” y “La Confluencia” las que se ubican en el valle del río Tinguiririca, Región del Libertador Bernardo O´Higgins, aportando entre ambas 318 MW al Sistema Interconectado Central (SIC). Ambas en operación desde fines del año 2010.

Nuestra empresa adhiere a los Principios de la Red Pacto Global en el año 2011, pues creemos en ellos y es nuestra forma de contribuir a un mercado global más inclusivo y equitativo. Trabajamos en promover una conducta amigable con el medio ambiente, no sólo entre nuestro equipo, sino también con la comunidad, y la Red de Pacto ofrece instancias para compartir experiencias con otras empresas y así, aprender unos de otros. Durante este año en la comisión de Medio Ambiente trabajamos sobre gestión hídrica, tema de vital importancia para la compañía.

Complemento de lo anterior también, en el año 2013, Tinguiririca Energía acepta la invitación de Fundación Chile para ser parte del proyecto SuizAgua Andina, con el propósito de medir su Huella Hídrica y de esta manera evaluar el desempeño en términos de uso de agua.

SuizAgua Andina es un proyecto en el que participan Colombia, Perú y Chile, promovido por la Cooperación Suiza, que trabaja con el sector privado, para medir y reducir su Huella Hídrica, potenciando un uso sustentable del recurso hídrico y compensando este uso a través de proyectos que mejoren su disponibilidad y calidad en las áreas de impacto de las empresas, de esta manera se logra implementar una herramienta de gestión estratégica del recurso, la cual se hace indispensable en un escenario mundial de Cambio Climático.

SuizAgua Andina Chile tiene una duración de tres años y, además de medir la huella hídrica de las empresas fomenta acciones de Responsabilidad Social Empresarial enfocadas a la mejor gestión del agua. Como unidad funcional (UF) se seleccionó 1 kWh de energía eléctrica producida entre las dos centrales en cada uno de los 3 años. La UF representa la base de cálculo con respecto a la cual se normalizan las entradas y salidas relevantes del sistema analizado para la evaluación de huella hídrica.

Las centrales sólo presentan “consumo de agua” en los pondajes solo por efecto de la evaporación natural, y su huella gris corresponde a las aguas servidas, las que son tratadas. La evaporación natural de los pondajes alcanza entre el 0,03% y 0,06% del caudal total y la inversión para poder reducir la evaporación es alta y riesgosa para la operación. Por lo anterior, se opta por un proyecto de compensación, a través de la metodología de RSEAgua, cuyo objetivo es mejorar la distribución del uso del agua.

Tinguiririca Energía posee 3 proyectos de compensación de RSEAgua: Red de telemetría para bocatomas de canales de riego, ubicados aguas debajo de nuestras centrales, difusión de las investigaciones realizadas por la empresa a colegios y comunidad en general y Apoyo al turismo de intereses especiales.

Como conclusión de la experiencia podemos asegurar que la medición de la Huella hídrica, y más aún sus proyectos de RSEAgua, de compensación y mitigación, son una valiosa herramienta para buscar un uso eficiente del recurso hídrico y contribuir a la gestión de cuencas. Esta herramienta puede ser utilizada por todo tipo de empresas y también por organismos de la administración del estado para el despliegue de políticas públicas y a crear mayor conocimiento sobre el uso del recurso hídrico, en el país.

Carolina Videla, Coordinadora de Sustentabilidad de Tinguiririca Energía.
Comisión de Medio Ambiente de Red Pacto Global Chile