Mediante un colorido despliegue de trajes típicos y música, los inmigrantes latinoamericanos en Chile dieron por finalizadas las actividades realizadas durante el 2014. Actividad en la que nuestra Universidad – a través del director de Vinculación el Medio, Armando Torres – estuvo presente.

“Orientados siempre a la integración, nuestra Casa de Estudios ha trabajado constantemente, mediante una labor en terreno, para contribuir a la inclusión social de los inmigrantes de nuestro barrio, quienes provienen principalmente de Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Cuba y de países de Latinoamérica y el mundo”, manifestó Armando Torres.

El Director de Vinculación con el Medio agregó: “se ha trabajado en el levantamiento de instancias de apoyo que permitan a estas personas ingresar al mundo educacional y laboral, formando de este modo, parte integral de nuestra sociedad. Creemos firmemente, que la inclusión de nuestros inmigrantes puede ser un factor enriquecedor en la cultura nacional y que es posible la convivencia intercultural entre diversas costumbres y formas de vida”.

En esta actividad también participaron el Ministro secretario general de gobierno, Álvaro Elizalde; el cónsul general de Perú en Santiago, Alejandro Riveros; la concejala de la Ilustre Municipalidad  de Santiago, Esperanza Alcaíno; representantes de los pueblos originarios, Directores de las comunidades de migrantes de los países participantes, entre otros.

La actividad tuvo lugar en la Escuela cadete Arturo Prat Chacón, donde se presentó una muestra de trajes típicos de cada país participante, así como también, una exposición de los bailes más tradicionales de las diversas culturas participantes, los que estuvieron a cargo de jóvenes representantes de cada nación, donde los principales invitados y actores fueron los niños.

“Las universidades tienen un compromiso con su comunidad, siendo este compromiso la mejor forma de educar a nuestros alumnos, abriendo nuestras puertas, derribando mitos añejos y llevando la educación y la capacitación a quienes más necesitan apoyo, sobre todo cuando se está en tierras que para nuestros inmigrantes pueden parecer extranjeras, pero que en la práctica, son habitadas por hermanos de una misma raíz”, resaltó Armando Torres.