Hace menos de dos meses, Viña Concha y Toro presentó su segundo Reporte de Sustentabilidad, el cual se destacó por su elaboración bajo el estándar GRI (Global Reporting Initiative) en su nueva versión G4.

Esta especie de certificación recién será obligatoria el año 2016 e implica centrarse en aquellos asuntos que resultan clave para su actividad y sus principales grupos de interés.

“Nuestra estrategia de sustentabilidad está en torno a seis pilares: medioambiente, personas, sociedad, clientes, producto y cadena de abastecimiento. En el reporte se destacan los principales avances en cada área a través de distintas iniciativas”, comenta Valentina Lira, sub gerente de Desarrollo Sustentable de Viña Concha y Toro, en una entrevista realizada por el portal Hub Sustentabilidad.

El informe, fue verificado además externamente por Deloitte y por primera vez, incluye un capítulo con el desempeño económico, ambiental y social de las viñas filiales: Viña Cono sur, Trivento y Fetzer Vineyards.
Ninguna viña en el mundo tiene aún un reporte en G4 ¿Cuál es la importancia?

-Primero, lo hacemos porque somos una empresa altamente global. Llegamos a un mercado muy informado, tanto por los canales de ventas, como por los consumidores. Como imagen país también es relevante, porque da una señal: una empresa chilena sí puede estar en las grandes ligas de la sustentabilidad. Por eso, más que el reporte en sí, lo importante es poner énfasis en la transparencia de cómo funcionamos. Y eso va más allá de un reporte. Es sobre las cosas que hemos hecho bien y en las que tenemos que avanzar.

¿Desde cuándo comenzaron a tomar a la sustentabilidad como un tema estratégico?

-El 2012 desarrollamos una estrategia de sustentabilidad, lo que nos permitió ordenarnos a largo plazo. Pero fue en 2007 cuando desarrollamos la primera medición de nuestros gases de efecto invernadero (GEI), la cual hemos ido incrementando. El 2011 incluimos todas nuestras superficies.

Pero el estar en tantos mercados internacionales ¿no aumenta su huella de carbono en transporte?

-El tema del cambio climático es una de nuestros pilares fundamentales. Por ejemplo en Europa, hay muchas empresas y consumidores que prefieren los productos locales, para así reducir la huella de carbono. Pero la verdad es que el tema del transporte no es tan dañino como se cree. De hecho, el transporte marítimo es mucho más eficiente y produce menos impacto que otros medios, cuando se llevan productos en grandes cantidades.

¿En qué mercados es más relevante comunicar que CyT es sustentable?

-Los más avanzados e inquisidores en este tema son los países nórdicos y el Reino Unido. Son exigentes, porque tienen consumidores muy informados. Es un factor relevante en la decisión de compra. Ellos ya pasaron del “nice to have” al “must to have”. En ése aspecto, uno tiene que ganarse el derecho a estar en ese mercado. La Unión Europea en general, está cada vez más avanzando en un sistema de regulación basado en el “eco etiquetado”. Canadá también está muy preocupado.

¿Y en cuanto a Estados Unidos?

-No te lo exige en términos de regulación, sino que son los mismos consumidores y retailers lo que están preocupados del tema. O sea, funciona más por mercado que por ley. En cuanto a América Latina, aún estamos muy poco avanzados en este tipo de exigencias.

PROVEEDORES

Según el Reporte de Sustentabilidad, el 86% de los GEI provienen de la cadena de valor externa a la viña ¿Cómo trabajan ése tema con la gran cantidad de proveedores que poseen?

-Para eso creamos un programa especial para los proveedores empiecen a medir su huella y establecer metas de reducción.

¿Se lo exigen?

-No. No podemos hacerlo de esa forma, porque por ayudar al medio ambiente, no podemos dañar económica y socialmente a un sector importante en nuestro ecosistema. Tenemos que lograr un “equilibrio”. Justamente ésa es la verdadera fórmula de la sustentabilidad. No tenemos métodos de castigo, pero siempre estamos educándolos sobre la relevancia de este tema y qué es lo que piden diferentes países en términos de protección al medio ambiente. Llevamos tres años trabajando en este tema y definitivamente, hay conciencia al respecto y resultados concretos.

¿Cómo se logra permear internamente el concepto de sustentabilidad?

-Primero y producto de la definición como compañía, en 2011 se creó la sub gerencia de Desarrollo Sustentable. Al principio hubo que construir todo, especialmente tomando en cuenta que internamente no había mucho conocimiento de las iniciativas en esta área. Nos sirvió mucho también recibir ideas de diversas partes de la compañía. Pero ha sido una tarea larga.

Cabe destacar, que Viña Concha y Toro es adherente a Red Pacto Global Chile, entidad de Naciones Unidas que en Chile funciona al alero de la UNAB.

25 May , 2015 0 Comments Entrevistas, Noticias