Gran parte de la población tiene desconfianza en las empresas debido a los casos de competencia desleal, uso de información privilegiada y colusión. La mirada se dirige hacia los gobiernos corporativos, que han debido tomar un rol fundamental para controlar estas situaciones, velando por generar valores de integridad para accionistas, clientes, colaboradores y la comunidad en general.

Bajo esta línea, un informe de PwC Chile y el ESE Business School de la Universidad de los Andes, dio a conocer que cerca de un 70% de las empresas de nuestro país no está cumpliendo las buenas prácticas recomendadas para disminuir estos riesgos. Naciones Unidas propicia instaurar mecanismos claros que analicen temas como el conflicto de interés, la gestión de riesgo y el análisis de denuncias internas, entre otros.

Si bien la adopción de la mayoría de estas prácticas no es obligatoria, uno de los objetivos generales de los organismos que velan por los gobiernos corporativos es buscar que se generen incentivos para que los inversionistas tomen sus decisiones privilegiando las compañías en que sus intereses estén mejor resguardados.

Hacemos un llamado a que las empresas incorporen las buenas prácticas, para que impidan y controlen las anomalías del poder y del mercado, y se recupere la confianza en las organizaciones, elemento vital para un crecimiento sostenible que la sociedad necesita y al cual Chile se ha comprometido al firmar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Margarita Ducci
Directora Ejecutiva Red Pacto Global Chile (ONU)-UNAB