Un importante avance tuvo el Plan de Descontaminación Atmosférica (PDA) del Ministerio del Medio Ambiente, al ser retirados 409 calefactores a leña en la Región de O’Higgins, que serán chatarrizados en un proceso de fundición en la empresa GERDAU para fabricar barras y perfiles de acero, que se utilizan en proyectos de infraestructura pública e inmobiliarios.

De esta forma se empieza a materializar el plan anti esmog que, entre otras medidas, contempla la restricción a los autos catalíticos de hasta dos dígitos y un control de emisiones al uso de leña, pellets y otros derivados de la madera a partir de 2017, en que se prohibirá el uso de calefactores y cocinas a leña en la Provincia de Santiago, San Bernardo y Puente Alto.

Para el resto de las comunas habrá una evaluación de datos de calidad del aire cada 5 años, que permita determinar si será necesario que se sumen a la prohibición del uso de la leña. Asimismo, y a partir de la publicación del decreto ministerial, quedará vetado el uso de salamandras, braseros, chimeneas de hogar abierto y calefactores hechizos.

Cabe destacar, que GERDAU es adherente a Red Pacto Global Chile, entidad de las Naciones Unidas que en Chile funciona al alero de la UNAB.

CALEFACTORES ENERGÍAS MÁS LIMPIAS

Lo anterior dio origen al “Programa de Recambio de Calefactores del Valle Central” y que esta semana, en la ciudad de Rancagua, permitió chatarrizar 409 calefactores a leña  para ser llevados a la Fundición y Valorización del Residuo de la empresa GERDAU en Santiago.

Autoridades del ministerio del Medio Ambiente destacaron que los calefactores son retirados una vez hecho el recambio de estos artefactos a leña por otros que utilizan energías más limpias, y que es el conjunto de medidas  las que permitirán mejorar la calidad del aire que respiramos.

El gerente de  asuntos institucionales de GERDAU, Jorge Manríquez, señaló que la empresa cuenta con una planta de fundición en Colina y una amplia red de centros de acopio de chatarra a nivel nacional. Agregó que el acero de estos calefactores a leña será procesado en un 100% a través de sistemas no contaminantes. “Nuestra compañía –dijo- cumple con los más altos estándares en procesos industriales sustentables”.

GERDAU es una empresa que procesa anualmente 500 mil toneladas de chatarra y contribuye a que todos estos desechos no vayan a parar a vertederos, donde hay un déficit de espacio para el tratamiento de la basura. Asimismo, gestiona una red de más de 400 proveedores de chatarra y centros de acopio que dan empleo a miles de pequeños y medianos empresarios.