En el marco de la celebración de su centenario, la Compañía Industrial El Volcán S.A. convocó al concurso abierto “VOLCAN 100 años, construyendo, un Chile mejor”, para seleccionar la mejor obra construida a septiembre de 2016 utilizando soluciones constructivas liviano secas que consideraran eficiencia energética, costo/calidad de construcción, real mejora en la productividad y adecuada respuesta sísmica.

La construcción liviano seca se ha convertido en una de las formas de edificación más valoradas en el mundo actual, debido a las grandes ventajas de su rápida ejecución, lo que permite una ocupación anticipada disminuyendo los costos y aumentando la rentabilidad de los proyectos.

Este tipo de edificaciones contribuye de manera relevante a la sustentabilidad, por su aporte al ahorro energético, materiales con alto contenido de reciclado y flexibilidad para realizar, con bajo impacto, modificaciones y reparaciones en las construcciones existentes. Además, dado su buen comportamiento ante sismos y menor peso tradicional, la construcción en seco permite utilizar estructuras más esbeltas y fundaciones de menor envergadura, reduciendo el acero y cemento que generan un fuerte impacto en la huella de carbono.

A juicio del jurado, la obra participante que mejor representa los atributos definidos resultó ser el Hospital El Carmen de Maipú, obra de 70.000 m2 construida entre 2009 y 2013 por las oficinas de arquitectura Bbats Consulting & Projects y Murtinho + Raby.

También fue premiada en segundo lugar la oficina de arquitectos Lira Arquitectos SpA con el proyecto Edificio Corporativo CONPAX de Huechuraba. Y el tercer puesto fue para Gubbins Arquitectos, Polidura Arquitectos, Talhouk Arquitectos por el proyecto Conjunto Habitacional Las Perdices de La Reina.

El Premio “Volcán 100 años construyendo un Chile Mejor” otorgó al primer lugar un viaje para dos personas a la ciudad de Venecia para visitar la Bienal de Venecia durante una semana, evento que coincide con la clausura de la XV versión de la más importante muestra internacional de arquitectura.

El concurso fue patrocinado por la Asociación de Oficinas de Arquitectos A.G., AOA, responsable de gestionar y coordinar el desarrollo del concurso, que además contó con la colaboración de Alitalia.