Con el propósito de destacar el aporte que los grupos tradicionalmente excluidos del mundo del trabajo desarrollan para la productividad de las empresas fue el tema central que convocó a un destacado grupo de panelistas, integrado por Claudio Muñoz, presidente de Telefónica; Marcelo Vásquez, director de Diversidad e Inclusión para Sodexo LatAm y Pauline De Vidts, vicepresidenta de Asuntos Públicos y Sustentabilidad de SQM, en la reunión bimensual del Comité de Capital Humano de la Cámara Chileno Norteamericana de Comercio (AmCham Chile).

Esta instancia de reflexión busca abrir el debate en torno a los temas que hoy tienen impacto en las relaciones laborales y compartir buenas prácticas entre las empresas.

¿Son la diversidad e inclusión necesarias en el éxito de los negocios? fue la interrogante que se puso en discusión. Al respecto, los expositores concordaron en que se trata de un tema que llegó para quedarse y que impone numerosos desafíos a las empresas.

Al comentar la experiencia de Sodexo, empresa líder en servicios de calidad de vida, Marcelo Vásquez recordó el camino recorrido por la multinacional estos últimos cuatro años y que la han llevado a ser un referente en la materia. Destacó los cinco pilares de la estrategia global de diversidad e inclusión de la compañía, que aborda las dimensiones de balance de género, discapacidad, LGBT, generaciones y orígenes y cultura, y el trabajo que se ha realizado en nuestro país respecto del balance de género y LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales).

El ejecutivo subrayó, además, que comunicar eficazmente esta estrategia a los colaboradores, contar con el compromiso real de la alta gerencia y dar visibilidad a los logros alcanzados son acciones clave para fomentar una cultura inclusiva.

“Sensibilizar es primordial. Hemos hecho mucho énfasis en eso y hoy la diversidad e inclusión forman parte, incluso, de la inducción que se hace al ingresar a la compañía, la que toma un día completo”, dijo. De la misma forma, resaltó la oportunidad que las empresas proveedoras tienen de avanzar conjuntamente con los clientes en estos temas e instó a otras organizaciones a acercarse a fundaciones expertas y compañías que llevan camino adelantado, como la naciente Red de Empresas Inclusivas, de la cual Sodexo es fundadora junto a Fundación Iguales.

Para Claudio Muñoz, presidente de Telefónica, la diversidad e inclusión ya es parte de la cultura del país y las organizaciones no están ajenas a este fenómeno. “Uno de nuestros desafíos cotidianos es cómo disponemos del mejor talento para impulsar las iniciativas de nuestra empresa. De ahí la lógica de ir a buscar ese talento en una base lo más amplia posible, donde podamos encontrar a los mejores”, recalcó.

En el caso de la compañía de telecomunicaciones, el foco ha estado puesto en la incorporación de personas con discapacidad y mujeres, grupos en torno a los cuales existen importantes sesgos culturales.

“El camino que hemos recorrido no es fácil, no estamos donde queremos llegar. Por eso nos interesa mucho aprender de las cosas que se están haciendo porque la inteligencia es colectiva. Así probablemente podamos avanzar más rápido”, dijo.

Concordó con esta visión la ejecutiva de SQM, quien planteó que en la actualidad persisten sesgos que frenan la inserción laboral femenina. “Quizás hoy las empresas han trabajado el tema de manera formal, pero todavía existe un tema cultural de aceptar la diversidad como algo positivo”, reflexionó.

Cabe destacar, que Sodexo es adherente a Red Pacto Global Chile, iniciativa de las Naciones Unidas que en Chile funciona al alero de la UNAB.