Transparency International presentó los resultados del Índice de Percepción de la Corrupción 2015 el cual mide los niveles de percepción de corrupción del sector público en 168 países en todo el mundo.

El informe posiciona a la corrupción como un problema en Latinoamérica, en donde se destaca a Venezuela como el país más corrupto de la región (puesto 158). En cambio, Uruguay y Chile figuran como los países más transparentes.

En 2014 Chile y Uruguay compartían el primer lugar de Sudamérica, sin embargo, en 2015 Chile se posicionó en el lugar 23 del total, marcando 70 puntos de 100, donde 1 es “altamente corrupto” y 100 es “muy limpio de corrupción”.

A nivel mundial, el primer lugar lo ocupa Dinamarca, le sigue Finalandia y Suecia; mientras que los últimos tres puestos son ocupados por Afganistan, Corea del Norte y Somalía, que según el infomre sería el país con mayor corrupción del mundo.