“El mar no ha sido un medio fácil para sus tripulantes y pasajeros. Solo en el siglo XX los grandes cruceros asociaron la navegación con el placer, aunque también han sido el escenario de las grandes tragedias marítimas”, el texto forma parte de la muestra “El Placer de Navegar”, mediante la cual Sala de Arte Casa Collahuasi de Iquique se suma a la celebración del mes del Mar en la región de Tarapacá.

La exposición, inaugurada recientemente, está conformada por cerca de 50 objetos traídos desde el Museo Marítimo Nacional, contando para ello con la gestión realizada por la Corporación Patrimonio Marítimo y la Ley de Donaciones Culturales.

En el frontis de la sala, en pleno Paseo Baquedano, sitio patrimonial de Iquique, se llevó a cabo la ceremonia tras la cual se abrieron las puertas de Casa Collahuasi, para iniciar el recorrido que permite retroceder en el tiempo a través de las diferentes piezas usadas en la navegación, las que van acompañadas por sus respectivas explicaciones de uso e importancia.

En la actividad el vicepresidente de Legal, Asuntos Corporativos y Comunidades de Collahuasi, Juan Carlos Palma Irarrazaval, junto con dar la bienvenida e invitar a recorrer el recinto, también destacó la importancia que tiene para quienes viven en la región es recordar el 21 de mayo, conmemoración a la que se suma la compañía a través de la muestra que permanecerá durante el presente mes.

“El mes del Mar y en particular el 21 de Mayo es una fecha que como chilenos conmemoramos con orgullo. Representa valores y principios vigentes hasta el día de hoy. Así lo entiende y destaca Collahuasi que decidió traer la muestra a Iquique”.

Respecto a la muestra el ejecutivo dijo que será de gran utilidad para la comunidad escolar, la que podrá apreciar piezas que ya no son usadas pero que tuvieron una utilidad de gran importancia. “Uno ve cómo la historia fue creando distintas herramientas, entre ellas las cartas de navegación que permitieron tener mayor certeza de las profundidades del mar y poder guiarse de manera segura”.

Al respecto, el Director Ejecutivo de la Corporación Patrimonio Marítimo de Chile, Capitán de Navío Elías Tramón Martínez, dijo que han sido diversos los trabajos desarrollados con Collahuasi de manera conjunta, entre ellas destacó el Museo Corbeta Esmeralda, iniciativa propuesta por los trabajadores de la compañía minera, contando con el apoyo en su materialización y administración de la Corporación, y que en 5 años desde su puesta en marcha se ha posicionado como un ícono cultural, histórico y turístico, tato local, nacional e internacional.

Asimismo, el Director del Museo Marítimo Nacional, Contraalmirante IM Cristián Del Real Pérez, agregó que la exhibición busca mostrar cómo la navegación se ha llevado a cabo en la historia, incorporando en el quehacer los progresos tecnológicos que le ha permitido transitar de manera segura y eficiente.

“En la exposición abordamos 4 temas que son El barco, esencia de la navegación”, “El barco en movimiento”, “Un mapa en las estrellas: la navegación astronómica” y “La vida a bordo. Indicó que son cerca de cincuenta objetos que tienen una fuerte vinculación con Iquique, como una cafetera perteneciente a la Esmeralda y un reloj de bolsillo del Almirante Juan Williams Rebolledo, comandante en jefe de la escuadra que arribara al puerto en 1879.

En la ceremonia el Comandante en jefe de la Cuarta Zona Naval, contraalmirante Luis Sánchez, tras reconocer el compromiso de Collahuasi por concretar proyectos que han permitido rescatar la historia e identidad de la región, dijo que la muestra permitirá a la comunidad conocer y comprender que la navegación es un arte muy antiguo, una de las actividades que más ha contribuido al desarrollo tecnológico, económico y cultural del país.

Cabe destacar, que Collahuasi es adherente a Red Pacto Global Chile, entidad de las Naciones Unidas que en Chile funciona al alero de la UNAB.

PRESENCIA

Entre los objetos característicos de esta cultura y que destacarán en la exposición, se encuentra el compás de gobierno, el sextante o el telégrafo a las máquinas, que sin ser conocidos sus nombres por el común de las personas, son reconocibles como parte del mundo náutico. Otras de las curiosidades para los visitantes, será una cafetera de la corbeta “Esmeralda” y una colección de relojes de sol y mecánicos, con la que se pretende dar a conocer la importancia que ha tenido la medición del tiempo tanto para navegar como para llevar el régimen interno de un barco.

La exposición “El Arte de Navegar” permanecerá hasta 31 de mayo, los horarios de atención son de lunes a viernes de 11 a 14 y de 15 a 19 hrs, sábado de 11 a 14 hrs. De manera excepcional atenderá a público el 21 y 29 de mayo. La entrada es liberada.

DATOS DE OBJETOS PRESENTES EN EXPOSICIÓN

La muestra está distribuida en cuatro salas, las piezas fueron ubicadas según su utilización en la navegación, las que se puede clasificar de la siguiente forma:

Sala 1 identificada con el título “El Barco, esencia de Navegación”
• Las maquetas corresponden a la versión oficial que entrega el astillero: Petrolero “Araucano” y fragata clase “L”.
• La campana del acorazado británico HMS Canadá, rebautizado como Almirante Latorre en el servicio chileno.

Sala 2 En mar abierto, el barco en movimiento
• La vela corresponde al equipamiento de la Escuela de vela de Puerto Williams, la más austral del mundo de su tipo y dedicada a la enseñanza de la navegación en los niños.
• La sonda de plomo y cuerda es uno de los instrumentos de navegación más antiguos.
• En el compás magnético, las esferas compensadoras están pintadas de rojo y verde, pues en los barcos son los colores estándares para el costado de babor (izquierdo) y estribor (derecho)
• La velocidad de los barcos se mide en nudos pues antiguamente se largaba un flotador de madera por la popa con una cuerda con diferentes marcas anudadas. Mientras más rápido iba el barco, más cuerda se largaba y por tanto, más “nudos” de velocidad.

Sala 3 Un mapa en Las Estrellas
• La navegación astronómica ha dejado un legado en la vida cotidiana de las personas, como el meridiano de Greenwich, los husos horarios y la hora oficial, que en Chile es determinada por el Servicio hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA)
• Sextante, se llama así porque mide ángulos hasta 60°, es decir la sexta parte de un círculo.
• En vitrina de los relojes se encuentra la pieza más antigua de la muestra, que es el reloj solar Butterfield, que data de mediados del siglo XVIII.

Sala 4 Vida a Bordo
• Cafetera del buque escuela Esmeralda.
• Hervidor de agua del transporte “Uribe”.
• Buzón de correo del crucero “Prat”.