La planificación arquitectónica de un centro cultural en Bajos de Mena, en la comuna de Puente Alto, obtuvo el primer puesto en una competencia internacional realizada en Brasil. Se trató del certamen que cada año organiza la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero), realizado esta vez en Río de Janeiro, y que busca premiar los mejores anteproyectos que, junto con mejorar la calidad de vida de la población, sean sustentables y utilicen además correctamente el acero en su planeamiento.

Así, en esta oportunidad –de un total de 672 alumnos participantes- el premio recayó en los representantes de la Universidad de Santiago (Usach), quienes ya habían recibido el primer lugar en el Concurso CAP de Arquitectura, paso previo para participar en la final regional. Junto a ellos, recibió también el reconocimiento el equipo de Brasil.

La decisión unánime del jurado reconoció que estos proyectos -si bien cuentan con distinta condición social, ambiental, económica y ubicación geográfica-, ofrecen un trabajo de gran calidad y de ayuda a la comunidad. Ambos equipos recibieron la suma de US$5.000 (sobre $3.300.000).

El grupo local -conformado por los estudiantes de la Universidad de Santiago: Hugo Tello, Rodrigo Aliaga, Pablo Berra y Javier Rojas, y el profesor Óscar Luengo-, fue premiado por su anteproyecto de centro cultural en el barrio Bajos de Mena, Puente Alto, donde debían hacer uso del acero desde su planificación.

El proyecto con temática “centro cultural” fue desarrollado por 672 estudiantes de América Latina y buscó que a través de la utilización del acero se mejore la calidad de vida de las personas, mediante la construcción de un equipamiento cultural digno en una ciudad carente de este tipo de infraestructura. Además, los alumnos y docente nacionales ya habían sido previamente ganadores del XXX Concurso CAP de Arquitectura por el mismo proyecto, siendo reconocidos entre 30 escuelas participantes. Durante la premiación, Hugo Tello expresó aquella vez: “es un orgullo para nosotros representar a Chile en Brasil; pero también constituye una gran responsabilidad”.

En tanto, el jurado compuesto por los arquitectos Sebastián Colle (Argentina), Carolina Fonseca (Brasil), Alvaro Donoso (Chile), Maritza Andrade (Ecuador), Luis Enrique López Cardiel (México) y Juan Mubarak (República Dominicana), decidió dejar desierto el segundo lugar y otorgó una Mención Honrosa al equipo de México conformado por estudiantes y docentes del Instituto Politécnico Nacional.