En el marco de la conferencia “Sostenibilidad desde dos prismas: el rol público y rol empresarial”, el subsecretario de Medio Ambiente, Marcelo Mena; el director ejecutivo de la Asociación de Empresas Eléctricas, Rodrigo Castillo; el gerente general de Transelec, Andrés Kuhlmann y el rector de la Universidad de Talca, Álvaro Rojas, coincidieron en la necesidad de ir más allá de la normativa vigente en la relación con las comunidades donde se emplazan los proyectos de energía.

La conferencia formó parte del ciclo Conversaciones que Conectan, organizado por Transelec y revista Qué Pasa, transformándose en una instancia de diálogo sobre los temas de mayor relevancia económica y social del Chile de hoy.

El subsecretario Mena puso énfasis en la participación temprana de la comunidad en los proyectos de inversión de acuerdo a lo que también apunta la OCDE buscando una mejora continua. “Vemos el actuar de distintas empresas y sabemos que algunas llegan más tarde de lo que deben a conversar con las comunidades. Y otras que lo hacen como se debe. Mejorar la participación temprana puede conducir a una política de regulación más integral”, afirmó.

Andrés Kuhlmann enfatizó en que todos los proyectos industriales intervienen en los territorios, pero la pregunta es qué hacemos y cómo lo hacemos para mitigar e intervenir menos.

Kuhlmann agregó que hoy la ley de transmisión apunta a intervenir menos los territorios y llegar antes a la conversación con las comunidades. “La ley promueve que las empresas se pongan de acuerdo con las comunidades para coincidir en la compensación, en la forma de mitigar y en la forma de aportarle valor a la comunidad que será eventualmente afectada por un proyecto de desarrollo industrial”.

Por su parte, el director ejecutivo de la Asociación de Empresas Eléctricas, Rodrigo Castillo, explicó que “la manera en cómo llega un proyecto a un territorio puede ser una buena noticia, ya que genera bienestar para esa comunidad”. Pero aclaró, además, que “la retribución económica no es la única solución”.

Castillo puso énfasis también en el rol del Estado en regular la conversación entre la comunidad y las empresas para “ajustar en la medida de lo posible los proyectos, sin poner en riesgo el modelo de desarrollo de país que el Estado busca”.

En tanto, el rector de la Universidad de Talca, Álvaro Rojas, sostuvo que “tenemos que asumir que el desarrollo económico tiene costos y la solución de desarrollo de más energía tiene costos y hay que compensarlo, pero también asumirlo como ciudadanos”.

La próximo ciclo de Conversaciones que conectan se realizará en Santiago el 23 de agosto con la conferencia “Escándalos empresariales en primera persona, volver a ponerse de pie”.

Cabe destacar, que Transelec es adherente a Red Pacto Global Chile, iniciativa de las Naciones Unidas que en Chile funciona al alero de la UNAB.