En el marco de un sondeo realizado por Cadem, para el ministerio del ramo, a 5.600 personas, los chilenos declararon comprar productos con envases retornables o reutilizables, desenchufar artefactos que no se están usando y separar la basura.

Edmundo Muñoz, director de la Escuela de Ingeniería Ambiental de la U. Andrés Bello, según informa La Tercera, agrega que muchas acciones son desconocidas para la mayoría y “el mínimo esfuerzo se traduce en conformidad suficiente para sentir alto grado de compromiso con el medio ambiente”.

Un 64% de los consultados menciona que recicla, dos puntos menos que en 2014, pero una cifra más alta que otras mediciones como la encuesta GfK-Adimark que señaló que un 17% lo hacía hace dos años. Lejos además del porcentaje de basura que realmente se recicla en Chile (10% de las casi 17 millones de toneladas de residuos sólidos anuales).

“Esta cifra mostraría una intención de la ciudadanía de reciclar, porque efectivamente lo hacen, es una declaración de voluntad, pero no necesariamente una práctica permanente y consistente en el tiempo”, dice el ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier.

En la última encuesta de la U. Andrés Bello sobre el tema (2015), el 31% declaró reciclar, lo que ha disminuido en los últimos años, dice Muñoz. También detectaron desconocimiento en las comunas donde hay Puntos Limpios.

Verónica de la Cerda, gerenta general de Triciclos, en declaraciones al mismo medio, experta en implementar centros de acopio, también destaca el desfase de las cifras. “Existe una información muy heterogénea sobre qué significa reciclar. Se entiende que si entrego el cartón a alguien es hacerlo y es un paso en la cadena. Tal vez ese número incluye ese tipo de acciones”, dice.

Reciclar es convertir un material en uno nuevo y distinto, a través de un proceso industrial. Lo que se hace a nivel domiciliario es la separación de material para realizar ese proceso, un paso muy importante, y el interés por hacerlo ha aumentado, dice De la Cerda. “Nuestra experiencia es que al momento de abrir puntos limpios, más gente está esperando esa apertura”.

Entre otras opiniones, la encuesta del Ministerio arrojó que la contaminación del aire es considerado el principal problema ambiental (33%), sobre todo en Coyhaique, Temuco y Talca. “Durante muchos años el olor del humo de leña en las ciudades del sur fue visto como algo propio de la cultura sureña, algo romántico incluso. Hoy existe conciencia de que es un problema severo de contaminación, y que en su gran mayoría es causado por sus propias actividades, como la calefacción a leña, y por tanto, se involucran adoptando acciones, cambios de conducta, que ayuden a mitigar el problema”, dice Badenier.

Un 88% está de acuerdo con que los municipios restrinjan el uso de bolsas plásticas y un 73% señala que los autos que más contaminan deben pagar más impuesto.

17 Mar , 2016 0 Comments Noticias, Temas de interés