A causa del avance indiscriminado del cambio climático, una serie de edificios han sido construidos con el fin de tener una presencia amistosa con su entorno natural.

De acuerdo a lo publicado por El Dínamo, Green Building Council Chile -orientado a promover y estimular la construcción y el desarrollo sustentable, así como también la innovación tecnológica- ha certificado a cerca de 70 construcciones a lo largo del país debido al uso eficiente de energía, uso de materiales reciclables y utilización de energías renovables, entre otros.

Tanto proyectos públicos como privados decidieron incorporar el factor ambiental, a través de la Certificación LEED (Leadership in Energy and Enviromental Desing), la que es validada internacionalmente y cuenta con estándares superiores a los de la construcción promedio en el país.

El último en obtenerla fue nuevo edificio corporativo de Caja Los Andes -compañía adherida a Red Pacto global Chile (ONU)-UNAB-, ubicado en Providencia, el cual cuenta con un sistema de clima y agua que se regula a través de una bomba geotérmica que recoge energía de la tierra. Además, un sistema centralizado de iluminación LED, artefactos sanitarios y grifería de bajo consumo y uso de pinturas no tóxicas con el medioambiente.

Otras construcciones que están en esa línea son la Universidad Diego Portales, Planta Carozzi y la Fundación Teletón de Calama, Copiapó y Coyhaique, entre otros.