Con el objetivo de entender cómo funciona un crédito, cuáles son los derechos y deberes como deudor, conocer los gastos innecesarios que puedo eliminar, o las consecuencias de usar la cuenta de mi empresa para fines personales, el banco Bci busca enfatizar sobre la importancia de la educación financiera que se conmemora durante todo el mes de octubre. Por esta razón, hemos recopilado 7 de los mejores consejos para ayudarte a no desordenar tus finanzas personales y crear algunos hábitos que te permitirán organizar tus ingresos y gastos, disponibles en Conletragrande.cl

“Nuestro propósito es facilitar el entendimiento de los servicios bancarios, promover el uso responsable de los productos financieros y ampliar el acceso de las personas y los emprendedores al sistema financiero”, señala Francisco Mendoza, Gerente de Nova y Canales de Bci.

1. Organización, ante todo

Una de las claves es ordenarse. Primero que todo, apenas depositan el sueldo, cada persona debería anotar las fechas de facturación de sus deudas antes de pensar en cómo gastar su dinero. Así, tendrás una mejor visibilidad sobre el monto real disponible para gastos, a pesar de que la imagen en tu cuenta bancaria te haga pensar lo contrario. Para esto, organízate en una planilla de Excel o en una libreta ordenada donde lleves tus cuentas. Puedes descargar un modelo de planilla en Conletragrande.cl

2. Ahorra con un propósito y genera el hábito:

Si tomas la decisión de guardar dinero, lo ideal es que lo hagas a través de una cuenta de ahorros, ya que tendrás la certeza de que tu dinero se mantendrá a salvo bajo siete llaves.

Es importante destacar que el ahorro es un hábito, si bien, a veces es difícil guardar dinero para ahorrarlo, el consejo más útil para poder ahorrar, es fijarse una meta alcanzable. Fija un propósito, éste puede ser un viaje soñado, tu primer auto, alguna remodelación en la casa o gusto que te quieras dar, cualquiera de esas opciones le dará un sentido a tus ahorros y te ayudará a ir adquiriendo un hábito.

3. Agendar fechas infaltables:

¿Cuántas celebraciones tendrás cada mes? Para que puedas dividir efectivamente el presupuesto, debes tener claro todas las actividades que tendrás durante el semestre y cuáles de ellas te generarán un gasto. ¡Cuidado con los feriados! Recuerda ver el calendario y considerarlos también como días en que se gasta. También recuerda incluir los matrimonios, eventos de fin de año, viajes y todo lo que pueda generar un gasto extra, aunque sea mínimo. En estas fechas, todo suma.

4. Fija un presupuesto mensual suficiente

No hay nada peor para tu billetera que no tener límites claros para gastar. Por eso, te recomendamos establecer un monto determinado que puedas utilizar con estos fines. Si ganas $600.000 y ahorras el 10% todos los meses, a fin de año contarás con $720.000 para utilizar en lo que necesites. A la hora de definir tu presupuesto, primero debes aclarar los ingresos que recibirás cada mes y, a su vez, descontar todos los gastos fijos. Este simple cálculo determinará el monto que puedes destinar para cubrir emplear en extras.

5. Si tomas un crédito, hazlo con conciencia

Si ya sacaste cuentas y necesitas más dinero del que generas, evalúa seriamente tus alternativas. Te recomendamos que, en una planilla, escribas los 12 meses del año. Luego anota hasta cuándo estarías pagando tus deudas. De esta forma, tendrás el panorama claro y sabrás si efectivamente vas a destinar menos de un 25% de tus ingresos para pagar lo que debes.

6. Preguntarte: “¿Lo necesito realmente?”

Esta es una pregunta fundamental y es parte de la naturaleza humana encontrar excusas para comprar algo. Por ejemplo, el sólo hecho de ir caminando por la calle y ver en una vitrina un espectacular mueble para la casa con un 50% de descuento, puede generar una acción impulsiva de querer comprarlo. Quizás no sea algo urgente, pero difícilmente se volverá a encontrar a un precio tan “ridículo”. Si vas a hacer una compra y no sabes si es algo que realmente necesites, mejor date una vuelta, respira hondo y espera un par de días para tomar la decisión.

7. Haz durar tu presupuesto

Esto no es algo que planeas una sola vez y luego te olvidas. De hecho, debes consultar tu presupuesto continuamente para hacer ajustes cuando sea necesario y ver cómo vas con tu dinero al pasar las semanas. Al mantener un hábito de revisión y ajuste podrás tener unas finanzas personales saludables.

Una vez realizadas estas buenas prácticas y ya teniendo una agenda de gastos más ordenada, lo ideal es tratar de acumular la mayor cantidad de dinero que puedas en un fondo de emergencia de cuenta de ahorros. ¡Recuerda que todo suma! Incluso ahorrar unos pocos pesos cada mes. Así puedes evitar llegar a la última semana teniendo que utilizar la tarjeta de crédito.

La pregunta no es cómo ahorrar más, sino ¿cuándo empiezas con este desafío?

En Bci se preocupan de tu bolsillo, por eso en su blog Con Letra Grande, podrás encontrar toda la información que necesites para poder aprender más sobre estos hábitos responsables en el mes de la educación financiera.

Cabe destacar, que Bci es adherente a Red Pacto Global Chile, iniciativa de las Naciones Unidas que en Chile funciona al alero de la UNAB.

Bci_Pacto_Global_ChileFrancisco Mendoza, Gerente de Nova y Canales de Bci