Comprometida con las prácticas y políticas empresariales sostenibles, este año Falabella ha reclutado a más de 3.000 colaboradores en su programa “Yo soy Voluntario”, lo que representa cerca del 20% de la dotación de la empresa. Han sido más 12.000 horas destinadas a más de 500 actividades.

En este contexto, las actividades de voluntariado van en directo apoyo al Programa Haciendo Escuela (PHE), cercano a cumplir 50 años, el cual ocupa un espacio especial en la estrategia de responsabilidad de la compañía. Se trata de una iniciativa a través de la cual Falabella apoya a más de 81.000 alumnos de 100 colegios de la región. ¿Cómo? Cada tienda –a través de colaboradores voluntarios- se encarga de brindar apoyo a un colegio municipal de su sector en las áreas académica, de infraestructura y actividades extra curriculares.

Con este programa se buscar potenciar un desarrollo integral en la comunidad escolar, en donde se desarrollan cuenta cuentos, reforzamiento de matemáticas, talleres medioambientales, y varias actividades como hip hop y las jornadas deportivas y recreativas de Escuela Activa, entre muchas otras acciones.

También, en 2018, se han realizado otras acciones en torno a la cultura de nuevos aprendizajes. Así, se hicieron más de 235 horas en talleres de innovación y tecnología.

Es importante destacar que las iniciativas que la empresa ha llevado a cabo, en este ámbito, han sido significativamente positivas, y por ejemplo, en el Simce casi el 60% de los colegios que forman parte del programa ha mejorado sus resultados. Por lo mismo, Falabella seguirá firme en su compromiso.

Cabe destacar, que Falabella es adherente a Red Pacto Global Chile, iniciativa de las Naciones Unidas que en Chile funciona al alero de la UNAB.