El anuncio permitirá que la huella de carbono de los despachos en Chile sea compensada con bonos de carbono de proyectos de energía renovable chilenos.

La iniciativa se enmarca en la meta de Sodimac de rebajar y neutralizar un 30% su huella de carbono al 2021, 52% de la cual es hoy generada por el transporte y logística de productos.

En el marco de los esfuerzos por contribuir a combatir el cambio climático, Sodimac informó hoy que todos sus despachos a clientes en Chile serán carbono neutral a partir del 1 de marzo de 2019. Con esto, se transforma en la primera empresa en Chile en hacer este compromiso de carácter permanente. El anuncio fue realizado en una actividad en el Centro de Distribución de Lo Espejo de Sodimac.

Sodimac neutralizará las emisiones que se generen por los despachos a través de bonos de carbono provenientes de proyectos de energía renovable en Chile registrados internacionalmente. Este proceso será certificado por SCX, la Bolsa de Clima de Santiago, que entregará una licencia de certificación CO2 Neutral que verifica el cumplimiento y trazabilidad del proceso. Los clientes podrán seleccionar en el sitio www.sodimac.com los proyectos de ERNC que compensarán la huella de los despachos.

“Este compromiso que anunciamos hoy es un reflejo de nuestra voluntad de contribuir a cuidar el planeta y luchar contra el cambio climático. En Sodimac nos pusimos como meta rebajar en un 30% nuestra huella de carbono al 2021, para lo cual estamos midiendo desde el 2010, reduciendo y mitigando las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) directas e indirectas que generamos”, destacó el gerente general de Sodimac Chile, Eduardo Mizón.

En tanto, el gerente general de SCX Bolsa de Clima de Santiago, Aldo Cerda, planteó que “hoy existe una fuerte presión internacional para que los países aumenten la ambición de sus compromisos de reducción de emisiones. Este esfuerzo solo será posible si el sector privado trabaja más activamente en la identificación, reducción y mitigación de los impactos de sus operaciones, y por ello nos complace trabajar junto a Sodimac, que tiene una posición de liderazgo en este campo y señala el camino a otras empresas del sector retail”.

La huella de carbono de los despachos de Sodimac será medida por la empresa de ingeniería ProyectaE, usando la metodología del Greenhouse Gas Protocol. Este programa será verificado externamente por una entidad independiente.

El transporte y logística de productos representa actualmente el 52% de la huella de carbono de Sodimac. Las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de la empresa totalizaron 624 mil toneladas de CO2 equivalente (tCO2e) en la última medición anual.

Entre las iniciativas de Sodimac para proteger el planeta destacan acciones de economía circular para recuperar y reciclar residuos a través de su Red Nacional de Puntos Limpios y las campañas “Que Nada se Pierda”; la decisión de eliminar la entrega de bolsas desechables en todas sus tiendas a inicios de 2018; la reducción del uso del plástico a través del rediseño de envases y embalajes de productos; la venta de productos y servicios eco-sostenibles; los avances en el uso de energías limpias con paneles solares en sus instalaciones y una política de compra de energía que privilegia la oferta renovable no convencional (ERNC); y distintas medidas de ecoeficiencia en la operación. La empresa se ha propuesto duplicar la oferta de productos eco-sostenibles en sus tiendas en 2019 y que el 100% de los envases y embalajes de productos que vende sean reciclables.

Cabe destacar, que Sodimac es una empresa participante de Red Pacto Global Chile, la iniciativa de sostenibilidad corporativa de Naciones Unidas más grande del mundo.