Este viernes más de 50 empresas se reunieron en oficinas de Pacto Global Chile para participar del Taller “Science-Based Target”, organizado en conjunto por CLG Chile, la Bolsa de Santiago, la Cámara de Comercio de Santiago, Acción Empresas y Pacto Global, bajo la alianza “Unidos por la Acción Climática” que agrupaba diferentes organizaciones en torno a la COP25 y que ahora ha renovado su foco con la intención de no poner un freno al trabajo realizado luego de la cancelación de este evento en el país.

La instancia de centró en profundizar sobre la iniciativa internacional Science-Based Target (SBTi), proyecto conjunto de CDP, Pacto Global de las Naciones Unidas, el Instituto de Recursos Mundiales (WRI) y WWF, que identifica y promueve enfoques innovadores para el establecimiento de objetivos corporativos de reducción de gases de efecto invernadero ambiciosos y significativos. 

Para esto se contó con la presencia de Cristián Mosella, parte del Grupo de Asesoramiento Técnico de SBTi y Cofundador y Director Ejecutivo de EneryLab, quien presentó a la iniciativa y profundizó respecto del aspecto científico, indicando que los SBTi siguen la pauta que ha entregado la comunidad científica en el ultimo informe del IPCC (Panel Intergubernamental de Cambio Climático) que establece que aún podemos limitar el calentamiento global a 1.5 respecto a los 2.0 °C  propuestos en el Acuerdo de Paris, lo que reduciría de gran forma los impactos en el ecosistema, salud humana, nivel de mar, entre otras consecuencias.

Empresas aprenden cómo implementar objetivos de reducción de emisiones basados en la ciencia

 

“Si queremos trabajar en lo que nos dice las ciencia, debemos limitar el calentamiento global a 1.5 y para eso están los Science-Based Target” afirmó Mosella.

Para esto explicó Mosella, STBi establece un presupuesto mundial de carbono es el volumen total de gases de efecto invernadero que se pueden emitir, a la vez que se proporciona un nivel de confianza de que el aumento de temperatura se limitará a 1.5. Los objetivos con base científica reconocen ese presupuesto, limitando así las emisiones de GEI de una empresa a una asignación según diversos enfoques existentes.

A pesar de la introducción de medidas de mitigación del cambio climático por parte de gobiernos, empresas, la sociedad civil y otros actores, el total de las emisiones de gases de efecto invernadero siguen aumentando. Siguiendo la trayectoria actual, se prevé que la temperatura media global aumentará entre 3,7º C y 4,8º C a finales de este siglo, mucho más que los niveles de calentamiento que la comunidad científica internacional ha identificado como seguros.

Es por eso que la segunda parte del Taller se enfocó en explicar de forma práctica cómo pueden las empresas subscribir a esta iniciativa y para esto se contó con el apoyo de Lucas Ribeiro, Corporate Engagement Manager, Corporations & Supply Chains de CDP, quien detalló paso a paso a través de la plataforma de SBTi, los recursos disponibles para que las empresas puedan establecer objetivos basados en la ciencia mediante esta metodología y además respondió la dudas de los asistentes.

El sector empresarial influye directa o indirectamente en la mayor parte de las emisiones globales de GEI, es por esto que las empresas tienen un papel evidente que desempeñar en la protección de nuestro clima y en asegurar que la transición hacia una economía baja en carbono sea fácil y próspera.

Para solicitar las presentaciones escribir a: Daniela Romero / daniela.romero@unab.cl 

Empresas aprenden cómo implementar objetivos de reducción de emisiones basados en la ciencia