Comunicarse el medio de comunicación sobre Sustentabilidad y Responsabilidad Social Empresaria, conversó con Jimena Del Valle, Directora de Sustentabilidad y Comunidades de Entel, empresa chilena de Telecomunicaciones, sobre el proceso de análisis de “Debida Diligencia en Derechos Humanos” realizado en 2018, y reportado en la última edición de su Reporte de Sustentabilidad. Además, abordó el trabajo de Entel en uno de los asuntos más estratégicos y “materiales” para la industria de las Telecomunicaciones: la gestión de la Seguridad de información y la privacidad de los datos de los usuarios.

En 2018, Entel realizó un Análisis de Debida Diligencia en Derechos Humanos, ¿Qué motivó a la empresa en realizar un análisis de este tipo?

“El análisis respondió a la necesidad de Entel de entender cómo todas las partes interesadas de nuestra cadena de valor están alineadas a nuestra estrategia de sustentabilidad y cuáles son sus fortalezas y debilidades para abordarlas en conjunto. Necesitamos fomentar que nuestros proveedores y toda nuestra cadena de valor tengan buenas prácticas en Derechos Humanos. Como gran empresa chilena tenemos el rol de hacer crecer a nuestra cadena de valor a la par que crece toda nuestra compañía. El 60% de nuestros proveedores son pymes chilenas, y es necesario apoyarlas.

En 2018 realizamos un ejercicio de Debida Diligencia en Derechos Humanos para conocer cómo estamos en la gestión de estos temas.

En América Latina, el concepto de Derechos Humanos se relaciona a un ámbito más político y no se reconoce el impacto del accionar de las empresas y su rol de responsabilidad dentro de la cadena de valor.

El siguiente paso es operativizar los resultados, no podemos quedarnos en el diagnóstico, necesitamos generar planes de gestión, y en eso hemos estamos trabajando durante el 2019”.

La Seguridad de la Información y la Privacidad de Datos plantean nuevos desafíos en materia de Derechos Humanos para las empresas de Telecomunicaciones y de Tecnología. En el último reporte de Entel se describe el trabajo de la nueva Gerencia de Ciberseguridad y el Gobierno de Gestión de Datos, ¿en qué consisten estas iniciativas y cómo gestionan estos temas estratégicos?

“Dentro de la estructura de Entel, nuestro gobierno corporativo ha sido siempre consciente de la importancia de la privacidad de la información. Hemos seguido las transformaciones de la sociedad chilena y sus nuevas demandas en materia de gestión de datos y privacidad, como un asunto clave para el negocio. Hoy en día, las telecomunicaciones se han vuelto un “commodity”, donde importa más tener un servicio de calidad que la empresa que te conecte. Nosotros buscamos entregar una experiencia transformadora y encontramos que podíamos agregar valor en la protección de los datos.

La clave detrás de este tema es asegurar a nuestros clientes que sus datos e interacciones están protegidos. Empezamos analizando las mejores prácticas de la industria y evaluamos nuestro servicio y garantías de seguridad de datos. Así fue como comenzamos a trabajar de manera transversal al interior de la compañía y con nuestros distintos grupos de interés. Ahí vinculamos este tema con la gestión de riesgos y creamos un Comité de Ciberseguridad y una Gerencia para articular a toda la compañía en la gestión de este tema de manera efectiva. En 2018, generamos Políticas de ciberseguridad y una Política de privacidad de datos”.

¿Cuál es la diferencia entre ciberseguridad y privacidad de los datos?

La ciberseguridad tiene que ver con cómo protegemosla información de la compañía de una vulneración, como un ciber ataque. Por otro lado, la privacidad de los datos tiene que ver con cómo protegemos la información que generan nuestros clientes con sus interacciones.

¿En Chile, la ley de protección de datos personales ayudó a impulsar este tema?

Para nosotros, y en general para toda la industria de telecomunicaciones, la ley vigente es solo un marco referencial ya que trabajamos con estándares que son más altos.

Otro tema estratégico descrito en el Reporte es la inclusión digital, ¿cuáles son los mayores desafíos en Chile? ¿En qué consiste el proyecto de internet hogar inalámbrico?

“Según la OCDE, la penetración de las redes móviles ha sido casi del 100% en Chile. Somos uno de los países con mejor desempeño en el mundo en penetración de internet móvil, pero en los servicios fijos de internet el desarrollo no ha sido a la par. La mayoría del tráfico de los hogares va por redes fijas, que no tienen el mismo nivel de despliegue que la red móvil, tanto en zonas rurales como urbanas.

Entel cuenta con tecnología que permite lograr las mismas velocidades que una red fija pero sin las barreras de la conexión fija. Esta tecnología nos ha permitido llegar a zonas vulnerables que no recibían la inversión de las empresas de Internet fija. Desde 2018, estamos impulsando esta tecnología para conectar a todo Chile, uno de los objetivos estratégicos de Entel.

Desde su nacimiento en la década de los sesenta, Entel buscó comunicar a un país dividido por el terremoto. Está en el ADN de la compañía el propósito de conectar el territorio nacional, por lo que contamos con cobertura en lugares aislados, como Rapa Nui y la Antártica.

En materia de reciclaje electrónico, ¿en qué consiste la alianza con Ericsson para el reciclaje de residuos en las redes? ¿Cómo impactará la Ley REP y su normativa sobre RAEE?

“Ericsson es uno de nuestros aliados tecnológicos más importantes. Cada vez que hay despliegue o actualización de nuestras redes, ellos se hacen cargo del material de desecho. Tienen un programa con estándares europeos para el manejo de residuos y hacen el tratamiento de nuestros residuos desde 2016. Desde entonces y hasta 2018 logramos recuperar más de mil toneladas de residuos tratados responsablemente.

La ley REP viene a reforzar el trabajo que venimos realizando desde 2013, mucho antes de la ley ya sabíamos que era estratégico gestionar los RAEE. La ley lo que permite es alinear a la compañía para trabajar de manera integrada y organizada entre las áreas”.