La iniciativa, pionera en la región, ha formado desde su creación a alrededor de 50 jefas de hogar, capacitándolas en la mantención y reparación de instalaciones sanitarias.

 Con éxito finalizó la tercera versión del programa de capacitación de “Mujeres Gásfiter”, impulsado por Esval. La iniciativa, pionera a nivel regional, permitió certificar a 14 jefas de hogar en la mantención y reparación de instalaciones sanitarias, brindándoles las herramientas para mejorar su calidad de vida y desarrollar un oficio no tradicional.

La ceremonia de certificación contó con la presencia de la gobernadora provincial María de los Ángeles De la Paz; los seremis de la Mujer y Equidad de Género, Valentina Stagno; de Economía, Javier Puiggrós; del Trabajo y Previsión Social, María Violeta Silva; y de Energía, Gonzalo Le Dantec; además de la alcaldesa de Viña del Mar, Virginia Reginato.

“En 2015 asumimos el desafío de fortalecer la participación de la mujer, junto con brindar un espacio para el desarrollo de sus capacidades y su crecimiento personal. Así, hemos formado a tres generaciones de Mujeres Gásfiter en la zona, un programa que nos llena de satisfacción porque les ha dado la oportunidad de capacitarse en este oficio, aportar a su propio hogar, e incluso, iniciar un emprendimiento laboral. Felicitamos a la 14 mujeres que confiaron en nosotros y hoy cierran exitosamente este programa”, dijo el gerente de Personas y Asuntos Corporativos de Esval, Jaime Henríquez.

Una de las egresadas del programa, Lady Madariaga llamó “a todas las mujeres que tengan ganas de salir adelante y aprender cosas nuevas, que no se restrinjan por el género. Algunas creen que por ser mujer no pueden tomar un martillo o arreglar una llave. No hay que cerrarse, todas podemos y es cosa de golpear puertas, ya que las oportunidades no llegan a la casa, hay que informarse porque el apoyo está y existe”.

Autoridades destacan el programa

La alcaldesa Reginato manifestó que “estoy muy contenta porque creo que las mujeres nos merecemos estos espacios para desarrollar nuestras capacidades. Hoy ya no es extraño ver a mujeres gásfiter, hemos comprobado que tienen mucha fuerza, energía y disposición de aprender. Quiero agradecer a Esval por desarrollar nuevamente esta iniciativa tan importante, y como Municipalidad estaremos siempre dispuestos a apoyar estas oportunidades para las viñamarinas”.

En tanto, la gobernadora De la Paz destacó que las empresas privadas brinden este tipo de espacios que aportan a mejorar la calidad de vida de la comunidad. “Es un ejemplo del trabajo colaborativo público-privado, en el sentido de aportar a la participación e inserción laboral de las mujeres. Desde el Gobierno, tenemos una política pública destinada a fortalecer el avance en la equidad de género, y esta capacitación de mujeres en un oficio que ha sido tradicionalmente de hombres, nos permite avanzar hacia esa necesaria equidad”.

Alrededor de 50 mujeres capacitadas

A lo largo de sus tres ediciones, este programa ha formado a alrededor de 50 mujeres en el rubro de la gasfitería, brindándoles conocimientos sobre el servicio de distribución de agua potable, los tipos de redes y sus componentes, equipos y herramientas para la instalación de cañerías, normas de calidad y seguridad, además del diagnóstico de las instalaciones. En total, se han impartido más de 270 horas de capacitación, en alianza con universidades tradicionales de la zona, a través de sus centros de formación técnica.

Dado el éxito de la iniciativa, Esval anunció que próximamente se abrirán las inscripciones para una cuarta versión, a través de una plataforma online donde las interesadas podrán postular a ser parte de la nueva generación de Mujeres Gásfiter.

Esval certifica a la tercera generación de Mujeres Gásfiter

Cabe destacar que Esval es una empresa adherida a Red Pacto Global Chile, la iniciativa de sostenibilidad empresarial de Naciones Unidas más grande del mundo.