La gestión sostenible está llegando a todas las industrias del país dentro de ellas el deporte. Esto se puede apreciar en lo que ha estado realizando ARU Sports, empresa de gestión, marketing y eventos deportivos que ha incorporado aspectos sociales y ambientales en la organización de eventos deportivos.

Los especialistas vienen anunciando hace tiempo que la gestión sostenible llegó para quedarse y eso se ve reflejado en diferentes formas de gestión en la actualidad que considera incluso a las empresas B, empresas sociales, los objetivos de desarrollo sostenible, entre otros. Este 2018 se empezó a gestar también en la industria del deporte en Chile y uno de los impulsores es ARU Sports, empresa que se dedica a organizar y producir eventos deportivos, además de realizar diversas actividades con deportes y juegos para la empresa privada.

Dentro de lo que realizó este año, estuvo la coordinación de los juegos olímpicos para padres, evento que se realiza hace más de 25 años y en el que participan los apoderados y apoderadas de 12 colegios de la ciudad de Santiago. Para la versión 2018 por primera vez se incorporaron varios elementos de gestión sostenible que no habían sido considerados y que permitieron que el evento fuera catalogado por varios como “el mejor evento en el que he participado”.

Para tener más detalles acerca de lo realizado, conversamos con Alejandro Rodriguez, coordinador general de los juegos y socio de ARU Sports, quien nos indicó: “Uno de los desafíos que nos planteamos al momento de iniciar la organización del evento fue incorporar elementos sociales y ambientales además de los aspectos deportivos. Esto consideró por ejemplo que llevamos a Teletón con una caja auxiliar en el evento, hicimos una alianza con Futbol más para transmitir valores a través del deporte, se realizaron talleres de huerto, de alimentación sana, reciclamos los desechos, las telas de PVC que se usaron para difundir en los colegios se entregaron a la empresa Ecoven para que los transforme en bolsas de reciclaje, entre otros” Este 2018 participaron 1.500 deportistas y más de 3.000 asistentes en 8 disciplinas deportivas. El evento se desarrolló en el colegio Sagrados Corazones Manquehue y los anfitriones se “auto impusieron rescatar los valores del deporte” por lo que entregaron pulseras de respeto y buen trato a los delegados/as de cada colegio, se enviaron las bases de cada disciplina a todos/as los/as capitanes quienes debieron firmarlas y aceptarlas, se realizó una ceremonia de inauguración con rectores/directoras, delegados/as y capitanes de los diferentes colegios con una dinámica para “aterrizar los valores de respeto, fraternidad, solidaridad y responsabilidad en el evento mismo. No queríamos que sólo fuera una declaración de buenas intenciones” comentaron desde el colegio.

Con el objetivo de realizar una gestión de triple impacto, Alejandro nos contó de las otras cosas que han hecho son: “En Copa Futboleras, evento que organizamos nosotros entregamos tarjetas vedes y realizamos el circulo de honor con Futbol Más después de cada partido porque queremos que nuestras futboleras se preocupen más de los valores y competencia sana, antes que la competencia. Con los fondos de prensa y de premiación hicimos unas bolsas reutilizables para proteger el medioambiente, en la alimentación le pedimos a una empresa que vendiera comida sana para los asistentes y además hemos incorporado concursos y juegos para quienes acompañan con el objetivo de que los eventos se transformen en una fiesta deportiva familiar”.

La gestión sostenible llega a la industria del deporte en Chile