Las mujeres constituyen casi la mitad de la población mundial. Pero a pesar de las disposiciones que proscriben la discriminación en las constituciones y leyes de muchos países, en la práctica las mujeres siguen sufriendo diversas formas de discriminación y violencia en todas las esferas de la vida debido a las normas sociales discriminatorias, las estructuras de poder patriarcales y los estereotipos de género.

Todas las formas de discriminación señaladas reflejan la falta de integración de la perspectiva de género en las leyes, reglamentos, políticas, planes, prácticas, procesos y decisiones.

“Un enfoque de género en la toma de decisiones por parte de los Estados y las empresas también debe tener en cuenta el carácter cruzado de la discriminación. Por ejemplo, una madre sola, una mujer migrante, una lesbiana, una mujer de color y una mujer con discapacidad pueden sufrir formas diferentes de discriminación y acoso sexual en el trabajo” destaca el documento.

En este  nuevo informe, presentado al Consejo de Derechos Humanos en cumplimiento de las resoluciones del Consejo 17/4 y 35/7, el Grupo de Trabajo sobre la cuestión de los derechos humanos y las empresas transnacionales y otras empresas pone de relieve los efectos diferentes y desproporcionados de las actividades empresariales en las mujeres y las niñas.

El resultado propone un marco de género en tres etapas que se desarrolla en directrices de género específicas para cada uno de los 31 principios rectores. La primera etapa, evaluación reactiva de género, pretende examinar las políticas existentes en cuanto a su aplicación, impacto y eficacia desde la perspectiva tanto de los expertos en la materia como del colectivo afectado.  La segunda, medidas transformadoras de género, tiene la finalidad de adoptar medidas eficaces para lograr la igualdad real manteniendo la evaluación de las mismas y la comunicación con las partes interesadas. Por último, la tercera etapa, reparaciones transformadoras de género, ofrece soluciones preventivas, correctoras y disuasorias en colaboración con diferentes organismos y estados.

 

Marco de género para los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos
Imagen de Red Pacto Mundial España

 

Finalmente, el informe también ofrece posibles vías de evolución para las directrices. En especial se destaca la utilidad de elaborar directrices específicas para los distintos tipos de empresas (Pymes, multinacionales, etc) y sectores.

Revisa el documento completo aquí.

Revisa los Principios Rectores aquí.

 

27 Ago , 2019 0 Comments Noticias, Pacto Global