En el marco del Foro Político de Alto Nivel (HLPF), Naciones Unidas presentó el informe anual sobre el estado de los ODS de la Agenda 2030. El informe ofrece un resumen de los progresos realizados en cada uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible sobre la base de los últimos datos disponibles para cada indicador, concluyendo que si bien se han realizado progresos en estos últimos años, cuando ha transcurrido un tercio del tiempo para cumplir la Agenda, el mundo no va por buen camino para cumplir los Objetivos marcados.

El HLPF es la plataforma central de las Naciones Unidas para el seguimiento y revisión de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Balance: A una década para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible

 

El informe publicado el 7 de junio, destaca que aún más preocupante son los efectos de la pandemia en los 17 Objetivos, lo que se destaca en el informe: “Lo que comenzó siendo una crisis en el ámbito de la salud se ha convertido rápidamente en la peor crisis de orden humano y económico de nuestro tiempo”.

Los efectos de la pandemia y las medidas adoptadas para mitigar su impacto han saturado los sistemas de salud en todo el mundo, causado el cierre de empresas y fábricas y menoscabado gravemente los medios de sustento de la mitad de la fuerza de trabajo mundial, mantenido a 1.600 millones de alumnos fuera de las aulas y trastocado las cadenas de valor globales y el suministro de productos, y se espera que suman a decenas de millones de personas de nuevo en una situación de pobreza extrema y hambre.

 

¿Cómo se ve afectado el avance de la Agenda 2030 y cada uno de los 17 ODS?

 

ODS 1: Poner fin a la pobreza en todas sus formas y en todo el mundo

Incluso antes de la pandemia, el ritmo de la reducción de la pobreza mundial se estaba desacelerando y se preveía que no se alcanzaría la meta mundial de acabar con la pobreza para 2030.

Tras una disminución, del 15,7 % en 2010 al 10,0 % en 2015, el ritmo de reducción de la pobreza extrema siguió decreciendo, hasta una tasa del 8,2 % en 2019, según las previsiones inmediatas. La pandemia está invirtiendo la tendencia de reducción de la pobreza.

ODS 2: Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible

El número total de personas aquejadas de inseguridad alimentaria grave ha ido al alza desde 2015 y todavía hay millones de niños malnutridos.

Se estima que el 26,4 % de la población mundial (en torno a 2.000 millones de personas) estaba afectada por la inseguridad alimentaria en grado moderado o grave en 2018, lo que supone un aumento respecto al 23,2 % de 2014, debido principalmente al incremento de la inseguridad alimentaria en África Subsahariana y América Latina.

Objetivo 3: Garantizar una vida sana y promover el bienestar de todos a todas las edades

Se sigue avanzando en muchas de las esferas de la salud, pero el ritmo de mejora ha decrecido y no será suficiente para alcanzar la mayoría de las metas del Objetivo. La pandemia está causando estragos en los sistemas de salud de todo el mundo y amenaza los logros relacionados con la salud ya alcanzados. 

Objetivo 4: Garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos

A finales de 2019, millones de niños y jóvenes seguían sin escolarizar y más de la mitad de los que acudían a la escuela no cumplían los criterios mínimos de competencia en materia de lectura y cálculo. El cierre de las escuelas para frenar la propagación de la COVID-19 está redundando en detrimento del rendimiento educativo y el desarrollo social y conductual de niños y jóvenes y ha afectado a más del 90 % de la población estudiantil mundial (1.500 millones de niños y jóvenes).

Objetivo 5: Lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y las niñas

El compromiso de promover la igualdad entre los géneros ha propiciado mejoras en algunas esferas, pero sigue sin cumplirse la promesa de lograr un mundo en el que todas las mujeres y las niñas disfruten de plena igualdad de género y se hayan eliminado todas las barreras jurídicas, sociales y económicas a su empoderamiento. La actual pandemia también está afectando duramente a las mujeres y las niñas.

A nivel mundial, las mujeres constituyen tres cuartas partes de los médicos y del personal de enfermería. Las mujeres ya dedican tres veces más horas que los hombres a realizar trabajo de cuidados no remunerado en casa. Los informes de varios países sugieren que la violencia doméstica contra las mujeres y los niños también está aumentando durante el confinamiento mundial.

Objetivo 6: Garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos

Miles de millones de personas en todo el mundo siguen sin tener acceso a servicios de agua y saneamiento gestionados de manera segura y a instalaciones básicas para lavarse las manos en casa, que son fundamentales para evitar la propagación de COVID-19.

2.200 millones de personas aún carecen de agua potable gestionada de forma segura, incluidos 785 millones que ni siquiera disponen del abastecimiento básico de agua potable, y 4.200 millones sin servicios de saneamiento gestionados de forma segura.

Objetivo 7: Garantizar el acceso a una energía asequible, fiable, sostenible y moderna para todos

El mundo está haciendo grandes progresos para ampliar el acceso a la electricidad y mejorar la eficiencia energética. Sin embargo, millones de personas en todo el mundo todavía carecen de ese acceso, y los progresos a fin de facilitar el acceso a combustibles y tecnologías limpias para cocinar son demasiado lentos.

El acceso a combustibles y tecnologías limpias para cocinar aumentó al 63 % en 2018, del 60 % en 2015 y el 56 % en 2010. Sin embargo, 2.800 millones de personas carecían de ese acceso y dependían principalmente de sistemas poco eficientes y contaminantes para cocinar.

Objetivo 8: Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos

Antes incluso de la crisis actual, la economía mundial estaba creciendo a un ritmo más lento que en años anteriores, a pesar de las mejoras en la productividad laboral y el desempleo. La pandemia la ha alterado profundamente y de manera abrupta, y empujado al mundo a una recesión.

Objetivo 9: Construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible y fomentar la innovación

El crecimiento mundial de la industria manufacturera ya se había reducido de manera sistemática incluso antes de que estallase el brote. La pandemia está asestando un duro golpe a las industrias manufactureras y causando interrupciones en las cadenas de valor mundiales y el suministro de productos.

Objetivo 10: Reducir la desigualdad en los países y entre ellos

A pesar de algunos signos positivos en lo que se refiere a reducir la desigualdad en algunas dimensiones, como la disminución de la desigualdad relativa de los ingresos en algunos países y las condiciones comerciales preferentes concedidas a los países de ingresos más bajos, la desigualdad sigue existiendo aún en todas sus formas.

La crisis de la COVID-19, que golpea con mayor virulencia a las personas y los países más pobres y vulnerables y amenaza con perjudicar especialmente a estos últimos, está poniendo al descubierto las profundas desigualdades existentes dentro de los países y entre ellos, y agudizándolas.

En 73 de los 90 países que disponían de datos comparables durante el período comprendido entre 2012 y 2017, el 40 % de la población con menor nivel de riqueza vio crecer sus ingresos. Además, en poco más de la mitad de esos países, ese 40 % registró una tasa de crecimiento de los ingresos superior al conjunto de la medida nacional. Aun así, en todos los países que disponían de datos, el 40 % de la población con niveles inferiores de riqueza representaba menos del 25 % del total de los ingresos o del consumo, mientras que el 10 % de la población con el nivel más elevado
representaba al menos el 20 % de los ingresos.

Objetivo 11: Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles

La rápida urbanización ha dado lugar a un crecimiento del número de habitantes de barrios marginales, así como de la infraestructura inadecuada y sobrecargada y de los servicios que agravan la contaminación atmosférica.

La pandemia afectará con mayor virulencia a los más de 1.000 millones de habitantes de barrios marginales del mundo, quienes sufren la falta de una vivienda adecuada y de agua corriente en casa, utilizan retretes compartidos, no disponen de sistemas de gestión de desechos, o su número es sumamente escaso, padecen el hacinamiento del transporte público y tienen limitado acceso a servicios oficiales de atención sanitaria.

Objetivo 12: Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles

El consumo y la producción mundiales, que son uno de los motores de la economía global, dependen de que se utilice el medio ambiente y los recursos naturales con arreglo a un modelo que sigue teniendo consecuencias destructivas para el planeta.

La pandemia de COVID-19 brinda a los países la oportunidad de crear un plan de recuperación que invierta las tendencias actuales y cambie las pautas de consumo y producción para lograr un futuro sostenible.

Objetivo 13: Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos

El año 2019 fue el segundo más caluroso registrado y el final de la década más cálida (2010 a 2019). Además, dado que la temperatura media mundial está 1,1°C por encima de los niveles preindustriales estimados, la comunidad mundial tiene muy pocas perspectivas de alcanzar tanto la meta de 1,5°C como la de 2°C que se piden en el Acuerdo de París.

Aunque se prevé que las emisiones de gases de efecto invernadero disminuyan un 6 % en 2020 y la calidad del aire ha mejorado a causa de la prohibición de los viajes y la desaceleración económica que ha acarreado la  pandemia, esta mejora es sólo temporal.

Los Gobiernos y las empresas deberían aprovechar las lecciones aprendidas a fin de acelerar los procesos de transición necesarios para cumplir el Acuerdo de París, replantear la relación con el medio ambiente y realizar cambios sistémicos que puedan obrar la transformación en economías y sociedades con emisiones más bajas de gases de efecto invernadero y resilientes al clima.

Objetivo 14: Conservar y utilizar sosteniblemente los océanos los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible

Los océanos y las pesquerías siguen sustentando las necesidades económicas, sociales y ambientales de la población mundial, mientras sufren un grado insostenible de agotamiento, deterioro ambiental, y saturación y acidificación por el dióxido de carbono.

Objetivo 15: Proteger, restablecer y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y detener la pérdida de biodiversidad

Las zonas forestales siguieron disminuyendo, las zonas protegidas no se concentraban en zonas de biodiversidad clave y las especies continuaron estando amenazadas de extinción.

La proporción de la superficie forestal disminuyó del 31,9 % de la superficie terrestre total en el año 2000 al 31,2 % en 2020, lo que representa una pérdida neta de casi 100 millones de hectáreas de bosque en el mundo.

Objetivo 16: Promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar el acceso a la justicia para todos y construir a todos los niveles instituciones eficaces e inclusivas que rindan cuentas

Los conflictos, la inseguridad, la debilidad de las instituciones y el acceso limitado a la justicia siguen constituyendo una gran amenaza para el desarrollo sostenible. Millones de personas se han visto privadas de su seguridad, de sus
derechos humanos y de acceso a la justicia.

Objetivo 17: Fortalecer los medios de implementación y revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible

Reforzar las alianzas mundiales y mejorar los medios de implementación de los Objetivos ha seguido siendo un reto por la escasez de recursos financieros, las tensiones comerciales, los obstáculos tecnológicos y la falta de datos. La pandemia está haciendo más penoso el cumplimiento de los Objetivos.

A medida que la COVID-19 sigue propagándose, los mercados financieros mundiales han experimentado grandes pérdidas y una intensa volatilidad, y más de 100.000 millones de dólares de capital han abandonado los mercados emergentes desde que se produjo el brote en lo que constituye la mayor salida de capital jamás registrada.

 

El informe se subraya la urgencia de iniciativas que tomen acción sobre la base de los datos más recientes y pone de manifiesto que el progreso sigue siendo irregular y que hay muchos ámbitos que requieren mejoras considerables.

 

Relacionados:

  • El Foro de Alto Nivel de las Naciones Unidas (HLPF, por sus siglas en inglés) estará, de manera online desde el 7 al 16 de julio, revisa los detalles aquí.
  • Con motivo de este HLPF, se ha publicado una web con recopilación de 150 acciones, clasificadas por ODS, que se pueden consultar en esta página.
  • Un total de 47 países presentarán este año sus exámenes nacionales voluntarios (INV).  Pueden consultarse aquí. (Los INV son uno de los instrumentos esenciales asociados a la implementación de la Agenda 2030 y buscan dar cuenta de la situación de un país en relación a los ODS y sus metas específicas).
  • Este año Chile no presentó su Informe Nacional Voluntario, revisa la versión de 2019 aquí. 
  • Recopilación de acciones multiactor, en esta página.
  • Side event organizado por UN Global Compact. Día 14 de julio de 13:00 – 14:30. SDG Ambition: Escalar el impacto de las empresas en la Década para la acción.
  • Canal oficial de TV de Naciones Unidas para el seguimiento de los eventos.