Por Yorcy Sanchez, subgerente de Formación y Sostenibilidad Grupo EULEN Chile

La prestación de servicios de recursos humanos es un campo de permanentes y cada vez más amplios desafíos. Por ello, las empresas especializadas en esta área deben procurar mantener una fuerza laboral apta y permanentemente capacitada para adaptarse a diferentes circunstancias, por muy difíciles que estas sean. Esto explica por qué en Grupo EULEN Chile –líder nacional en la prestación de servicios generales a empresas y especialistas en aseo, seguridad, servicios auxiliares, facility management, mantenimiento y servicios sociosanitarios- hemos enfocado todos los esfuerzos de sostenibilidad hacia la preparación y responsabilidad corporativa con nuestros trabajadores y trabajadoras. Y también define la forma cómo la empresa ha enfrentado el desafío sanitario global del Covid-19 junto a todos sus colaboradores. En equipo.

La pandemia global sorprendió a Chile en un momento especialmente complejo en materia económica y social. Y, en coherencia con lo que ha sido su aporte desde que comenzó sus operaciones en el país, Grupo EULEN Chile tomó la decisión de diseñar e implementar un plan de trabajo cuyo pilar inamovible es y será siempre garantizar la salud, el bienestar y la seguridad de cada una de las personas que trabaja con nosotros. 

Estamos presentes en todas las áreas de la economía nacional, por lo que la diversidad de necesidades es muy amplia. Desde el inicio de esta emergencia sanitaria al ser nuestros servicios, esenciales para nuestros clientes de instalaciones críticas, la mayoría de ellas con gran afluencia de público y/o un volumen considerable de dotación al cual atender desde esas especialidades, tal como medios de transporte, hospitales o centros médicos entre otros, nuestras medidas se han enfocado en primer lugar al cuidado de la salud de nuestros trabajadores y trabajadoras, y también hacia garantizar la continuidad operacional de nuestros clientes, pues de ello depende la sostenibilidad de nuestra empresa, así como también la tranquilidad de las personas, ya que la entrega de nuestros servicios de aseo, desinfección y  seguridad cumplen con los más altos estándares para enfrentar el desafío. 

En este marco, hemos realizado capacitaciones constantes a nuestro personal en medidas preventivas que minimicen el contagio de Covid-19, de acuerdo con las instrucciones dadas por el Ministerio de Salud. A fines de mayo, el 82% de la dotación total de nuestros casi 10 mil colaboradores y colaboradoras había recibido alguna capacitación sobre esta materia. 

Una de las estrategias clave ha sido registrar y hacer seguimiento de la situación diaria, con reportes de trazabilidad para orientar las acciones futuras. Que tanto Asia, América del Norte y Europa haya vivido esta experiencia antes que Chile ha sido vital para poder recoger experiencias, aprendizajes, aplicar conocimientos y sincronizar nuestro trabajo en todas las áreas. 

Con esta información, creamos también estrategias adaptadas a la realidad local, con ánimo preventivo, promoviendo las reuniones virtuales y generando las condiciones para el distanciamiento físico, lo que nos permitió generar protocolos de detección, acción y derivación frente a posibles casos Covid-19. 

Además, trabajamos en la generación de una Matriz de Riesgo, que nos permitió establecer personal prioritario y de riesgo, como así también instalaciones y tareas críticas, centralizando la información para tomar las decisiones más apropiadas a cada momento, de acuerdo con las necesidades de nuestros equipos y clientes. 

Uno de los desafíos más importantes que ha enfrentado Grupo EULEN Chile en esta contingencia ha sido asegurar los abastecimientos y distribución de EPP, (guantes, mascarillas, alcohol-gel, protectores faciales, entre otros elementos) como insumos de protección, buscando proveedores confiables y eficaces. 

La emergencia incrementó considerablemente la demanda mundial y nacional de estos productos, elevó sus precios, restringió las compras e incluso puso en el mercado algunos de dudosa procedencia y efectividad. Por ello, como empresa responsable de brindar protección personal efectiva y oportuna a nuestros colaboradores frente al Covid-19, maximizamos los esfuerzos por no bajar un ápice nuestros altos estándares de calidad en ese sentido y, a pesar de las grandes dificultades para poder acceder a estos implementos, nos hemos abastecido de los mejores disponibles en el mercado local, todos con la certificación correspondiente, y, con el pasar de los meses, siempre sorteando obstáculos,  hemos podido lograr volúmenes de compra en cantidades que nos permitan no generar quiebres en la protección individual frente a la pandemia, porque siempre la protección de nuestros colaboradores y colaboradoras está primero.

Establecimos aislamiento preventivo para personal sintomático, así como también para las personas con contacto estrecho y personal de riesgo, a quienes hemos mantenido bajo un monitoreo constante. 

Siempre en el marco de nuestro plan de protección y acción, hemos trabajado en reforzar buenas prácticas de higiene y manipulación, mediante la creación de decálogos que promueven comportamientos y conductas seguras. En ese sentido, nuestros énfasis han estado en fortalecernos a través de acciones tales como:

  • Procedimientos de trabajo acerca de la adecuada y segura utilización de productos químicos.
  • Charlas preventivas de difusión y material alusivo a conductas seguras para el control de posibles contagios.
  • Creación del “Instructivo medidas de higiene básicas por contingencia Covid-19”.
  • Difusión ODI actualizada. Obligación según DS N° 40, de informar riesgos de contraer enfermedad profesional Covid-19 vinculada al trabajo.
  • Instructivo para manejo de personal frente a la detección y control de posibles casos de contagios Covid-19.

Reforzamos las buenas prácticas, apoyándonos en el teletrabajo para las personas a las que su actividad lo permita, entregando herramientas necesarias para labores remotas. 

En todas nuestras instalaciones, en tanto, aumentamos la frecuencia de aseo, con énfasis en los lugares de alto contacto, como puertas, pomos, mesas comunes, entre otros. También establecimos la sanitización obligatoria entre cada viaje para los vehículos destinados al transporte y acercamiento de nuestro personal hacia clientes, equipándoles con un kit de mascarillas desechables y alcohol gel a disponer.

A nivel comunicacional, potenciamos el envío de mensajes, tanto por mail corporativo como por mensajería instantánea, de cápsulas preventivas a todos los trabajadores, a través de los dispositivos electrónicos proporcionados por la empresa, favoreciendo el contacto directo para fortalecer la prevención. Además, desde nuestra área de capacitación, se suspendieron las clases presenciales e instauramos la realización de cursos en formato e-learning siempre que sea posible. Y, como para Grupo EULEN Chile siempre es imperativo ir un paso más allá, hemos hecho esfuerzos adicionales para transformar los cursos presenciales en online con formato sincrónico, es decir, las clases se desarrollan en línea en tiempo real con relatores y alumnos conectados de forma simultánea, de manera de responder con profundidad a las necesidades de capacitación de todos los trabajadores manteniendo los altos estándares de las clases presenciales.

La pandemia nos ha puesto frente un desafío de proporciones, el cual Grupo EULEN Chile ha asumido de manera integral. Hemos diseñado un plan de gestión y herramientas para que cada uno de nosotros pueda hacer una evaluación de su situación y entorno, con el objetivo de detectar las áreas de mejora. 

El retorno de nuestros equipos a las oficinas está siendo controlado por la aplicación de una autoencuesta de autodiagnóstico de salud y siempre con la prioridad puesta en el cuidado de todos nuestros trabajadores y trabajadoras. Junto con ello, seguimos impulsando un cambio cultural y una serie de medidas que estamos en condiciones de implementar toda vez que se requiera, de manera de dar continuidad a nuestros servicios de calidad en esta nueva realidad: hemos activado protocolos de trabajo seguro, para proteger la seguridad y salud de nuestros trabajadores y, de igual manera, brindar un servicio, principalmente en lo que respecta a la aplicación de productos desinfectantes y sanitización, que otorgue seguridad y garantizar así la desinfección de los ambientes laborales.

Con todas estas buenas prácticas, esperamos seguir operando con la mayor eficiencia posible, cuidando a nuestros equipos y aportando con nuestro trabajo a las diferentes comunidades que están enfrentando esta emergencia sanitaria. Ciertamente, nada de esto habría sido posible si no nos hubiéramos planteado este tremendo desafío como lo que somos: un gran equipo.

13 Jul , 2020 0 Comments Adherentes, Columnas, Noticias, Vitrina de Opinión