La firma de estos Principios, reconocidos internacionalmente, ubica a SAM en el centro de una comunidad global que busca construir un sistema financiero más sostenible.

Santander Asset Management Brasil y Santander Pensiones en España son firmantes de los Principios de Inversión Responsable (PRI, por sus siglas en inglés), apoyados por Naciones Unidas, desde 2008 y 2010, respectivamente. Ahora, toda la compañía se une a esta red internacional comprometida con la promoción de la inclusión de factores medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG) en su proceso de toma de decisiones sobre inversiones.

Sergio Soto, gerente general de Santander Asset Management en Chile, afirmó que “trabajamos por ser cada vez más responsables con nuestro entorno. Incorporar criterios ESG en el manejo de las inversiones es parte del deber con nuestros clientes, agregando valor y reduciendo los riesgos de sus carteras, y también con la sociedad para el desarrollo sostenible de los mercados”.

Más de 3.000 organizaciones, con más de 1 billón de USD en activos gestionados, han firmado los Principios y un 72 % de las mismas son gestores de inversiones. A lo largo de 2020, unas 500 entidades nuevas se unirán a la comunidad.

Santander Asset Management considera la inversión sostenible y responsable (ISR) una fuente de valor para su gestión. Su estrategia refleja el doble compromiso de contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y al Acuerdo de París para combatir el cambio climático.

La inclusión de criterios ambientales, sociales y de gobernanza en el proceso de inversión permite a los gestores obtener una visión más completa de los activos que se van a invertir, para identificar los elementos distintivos que reflejan ventajas competitivas e indican riesgos potenciales y, sobre todo, para ayudar a que se tomen las decisiones sobre inversiones con más información.

Los PRI fueron desarrollados por una red global de gestores de inversiones, propietarios de activos y proveedores de servicios de ISR unidos para poner en práctica inversiones responsables. Los Principios, de carácter voluntario, tienen por objetivo proporcionar un marco para la integración de cuestiones ambientales, sociales y de gobernanza corporativa en los procesos de toma de decisiones sobre inversiones y en la gestión de estas.