En medio de la pandemia de COVID-19, dos de cada cinco personas en el mundo todavía carecen de acceso a instalaciones básicas para lavarse las manos.

La escasez de agua, la mala calidad del agua y el saneamiento inadecuado son desafíos crónicos para la salud, el bienestar y los medios de vida de las personas más pobres y vulnerables.

Líderes de la Youth Water Network, el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas (UN DESA), Danone, ONU-Agua, PVH Corp, Diageo y Green Climate Fund se reunieron para discutir el Marco de Aceleración Global para garantizar el agua y el saneamiento para todos ( ODS 6) durante Uniting Business LIVE 2020 de UN Global Compact.

Según estos líderes, hay cuatro formas clave de acelerar el progreso en el ODS 6:

  1. Fomentar nuevas formas de colaboración 

Las colaboraciones entre el sector público, el privado, el tercer sector y las comunidades son fundamentales para la gestión sostenible del agua y el saneamiento. Nicholas Franke de UNDESA está de acuerdo en “Hay enfoques innovadores de colaboración […] que tienen beneficios colaterales para el agua, pero también mitigación del clima, biodiversidad, medios de vida económicos sociales y comunitarios”.

El agua es un recurso natural esencial para la vida humana y las operaciones comerciales. Todas las partes interesadas tienen interés en utilizar su influencia para garantizar el desarrollo sostenible y ecológico de las regiones en las que operan. Trabajar a través de las fronteras del sector público, privado y del tercer sector no solo es beneficioso sino esencial para la gestión eficaz de los recursos hídricos.

En Etiopía, PVH Corp (un conglomerado de Calvin Klein, Tommy Hilfiger y otras marcas de moda) trabajó con funcionarios gubernamentales para garantizar que la industria de la confección en la región de Hawassa operara de manera que respetaran los principios ecológicos y de sostenibilidad. Danone también ha mantenido durante los últimos 20 años una asociación con asociaciones de agricultores en la región de Evian (Francia) para la protección del ecosistema natural de la región. La Water Resilience Coalition une a las principales empresas mundiales para la preservación de los recursos de agua dulce del mundo a través de la acción colaborativa en las cuencas.

  1. Ampliar las mejores prácticas en innovación y tecnología

La ampliación de la tecnología y la innovación de la gestión del agua es vital para evitar la escasez de agua y mantener la distribución de este recurso natural entre las personas y los sectores sociales.

“La innovación, ya sea en ciencia, tecnologías emergentes, gobiernos o modelos comerciales, puede mejorar significativamente la gestión del agua y el saneamiento con un enfoque en la ampliación de las mejores prácticas y la innovación relevante a los países”, afirma el Sr. Olcay Ünver, Vicepresidente de ONU-Agua.

Además, los avances tecnológicos en la gestión de las aguas residuales son cruciales para lograr los ODS relacionados con el medio ambiente y la salud humana: las aguas residuales no tratadas fluyen de regreso al ecosistema causando alteraciones en la biodiversidad y una serie de enfermedades en las personas que no tienen acceso a agua corriente. Sin embargo, si se tratan, las aguas residuales son una gran fuente de agua no convencional que contribuye a aliviar la seguridad hídrica y alimentaria.

  1. Desarrollar métricas y objetivos consistentes

Las métricas y los objetivos permiten al sector público y privado analizar su trabajo de gestión del agua y saneamiento para acelerar el ODS6.

Establecer objetivos y métricas consistentes y bien informados puede marcar el camino para las actividades de administración del agua en diversas industrias. Samantha Sims, vicepresidenta de sostenibilidad medioambiental y administración de productos en PVH Corp cree que “las métricas consistentes en todos los proyectos de administración del agua serán realmente invaluables”. Proporcionan un estándar mediante el cual diferentes partes interesadas, incluidos los inversores de impacto, pueden evaluar las innovaciones y tecnologías de gestión del agua, lo que permite una mejor toma de decisiones.

Las empresas de la Water Resilience Coalition pueden utilizar métricas cuantificables desarrolladas por el WRC para el sector empresarial, lo que les permite mostrar sus historias de éxito y aprender de las mejores prácticas de las empresas competidoras.

  1. Movilizar diversas herramientas financieras 

Los instrumentos económicos son fundamentales para el desarrollo de tecnología ecológica y lo mismo ocurre con la construcción de sistemas eficaces de gestión del agua. La financiación de impacto que prioriza las inversiones en proyectos con conciencia social y medioambiental debe estar más disponible e incentivar la innovación para el agua.

Actualmente, las inversiones en gestión del agua están prácticamente todas vinculadas a subvenciones, por lo que la diversificación de la gama de instrumentos financieros disponibles, como las inversiones de capital y los préstamos en condiciones favorables, es fundamental para acelerar la innovación y la tecnología.

Los proyectos de gestión del agua deben poder acceder a instrumentos de capital proporcionados por inversores verdes y azules. Aina Grobicki, Directora Adjunta de Adaptación del Fondo Verde para el Clima (GCF) dijo: “En el futuro, necesitaremos analizar más el desarrollo de instrumentos de capital en los que GCF podría invertir para ayudar a eliminar el riesgo de nuevas inversiones en el desarrollo de recursos hídricos innovadores instrumentos alternativos no convencionales “.

El Fondo Verde para el Clima ha estado trabajando con el Banco de África Austral y en 59 municipios de Sudáfrica para emitir bonos garantizados por GCF para inversores dentro de este sector.

Únase a la Coalición de Resiliencia del Agua hoy en: ceowatermandate.org

 

Revisa el su ultimo reporte aquí.

 

15 Mar , 2021 0 Comments Noticias