• En 2020 las empresas del Grupo invirtieron más de US$ 350 millones en compras locales en comunas como Caldera, Huasco, Vallenar, Coquimbo o Talcahuano.

En sus más de 70 años de historia, CAP, empresa chilena integrada en toda la cadena del valor del hierro y el acero, con fuerte arraigo regional, se ha destacado por generar valor compartido no solo con las comunidades sino también con otras industrias.

Parte de esta mirada está plasmada en el XIII Reporte de Sostenibilidad del Grupo CAP. “El grupo de empresas CAP desarrolla actividades esenciales para el funcionamiento de diferentes cadenas productivas retroalimentando otras actividades del ámbito industrial y de servicios, generando gran impacto en las economías territoriales y nacionales”, señala Julio Bertrand, gerente general de CAP. Este nuevo Reporte de Sostenibilidad de CAP -disponible en www.cap.cl–  abarca indicadores económicos, ambientales, sociales y de gobierno corporativo, y hace referencia a los principales hitos de 2020, de acuerdo a los lineamientos de Global Reporting Initiative para su elaboración.

El lanzamiento del Reporte se realizó en un evento virtual en el que participaron directores, ejecutivos y trabajadores del Grupo y contó con un panel de conversación titulado “Desarrollo sostenible desde el territorio y en conjunto con las comunidades en un contexto de cambios y nuevos desafíos”, en el que expusieron Margarita Ducci, directora ejecutiva de Pacto Global Chile; Francisco Carvajal, gerente general de Compañía Minera del Pacífico (CMP); Pablo Pacheco, gerente de Sustentabilidad y Personas de Compañía Siderúrgica Huachipato (CSH) y Claudia Bobadilla, directora de Cintac y Fundadora de Puente Social.

Estrategia corporativa sostenible

Un hito relevante para el Grupo CAP en el año 2020 fue el desarrollo de un proceso de definición de su estrategia corporativa sostenible para los próximos 10 años. Esta nueva estrategia quedaría definida por la necesidad de estabilizar y optimizar las operaciones de las empresas del Grupo CAP, para luego crecer mediante el desarrollo de proyectos de manera sostenible mediante la transformación de recursos naturales como el hierro, acero, agua, y energías renovables. La optimización en las operaciones de las empresas del Grupo CAP, y un crecimiento sostenible e integrado a través de las actividades de transformación de recursos naturales que realizamos, nos permitirá generar valor compartido con todo el público de interés en los territorios y regiones donde nos emplazamos”, indica Julio Bertrand.

Ya en el año 2020, el Grupo CAP desarrolló varios proyectos de crecimiento asociados con la nueva estrategia corporativa sostenible, tales como la aprobación de inversiones de desarrollo de la Fase V Norte en Minas El Romeral, en la región de Coquimbo; la suscripción por parte de Compañía Siderúrgica Huachipato de un contrato de suministro de energía renovable con Engie-Chile, que permitirá reducir las emisiones de CO2 en aproximadamente 184 mil toneladas anuales; y la adquisición por Cintac del 60% de Promet, empresa de soluciones constructivas para la minería.

Durante 2021, además, se realizó en Puerto Las Losas el primer embarque mecanizado de pellets, que permitiría dar flexibilidad y alternativas al transporte de mineral de hierro en formatos de menor escala.

El gerente general de CAP destaca que “hoy, seguimos mirando los desafíos que nos presenta un nuevo contexto externo que evoluciona vertiginosamente con proyecciones de futuro.  Continuamos trabajando en afianzar un Grupo CAP integrado desde el comienzo hasta el final de la cadena del hierro y el acero; e imaginamos una compañía vanguardista que, con su actividad, impulsa el desarrollo de una serie de factores complementarios para producir valor agregado a industrias, comunidades y a toda la sociedad, ejerciendo un rol crucial para Chile y el mundo a través de la transformación del hierro en productos y soluciones de acero sostenibles, acordes con las necesidades futuras de y progreso de la sociedad.”.

Compromiso con los territorios

CAP ha establecido distintas esferas de acción para lograr su propósito y se ha enfocado en 12 temas clave ASG, entre los que destacan el uso responsable del agua, la gestión de residuos y el aporte al progreso económico y social de los territorios.

En materia social, el gerente legal y de sostenibilidad de CAP, Stefan Franken, destaca que una cifra relevante del Reporte es que más del 94% de los trabajadores del Grupo CAP son locales de los territorios donde están emplazadas las operaciones de la compañía. En ese sentido, agrega que “nos relacionamos activamente con las comunidades. En 2020, trabajamos con más de 3790 proveedores locales, invirtiendo US$ 354 millones en compras locales”.

En el ámbito medioambiental, en el 2020 más del 94% de los residuos fueron reutilizados o reciclados. En ese sentido, Planta Magnetita de CMP, una de las plantas de reciclaje industrial más importantes del mundo, procesó 18,8 millones de toneladas métricas de relaves en Atacama.

En la última década, Chile ha enfrentado un grave problema de escasez hídrica, por ende, la empresa ha mantenido el compromiso de recircular y disminuir su consumo de agua. Para ello, entre otras cosas, utilizar agua de mar desalinizada en la planta de Aguas CAP en Caldera, abasteciendo con este elemento a todas las faenas de CMP en el Valle de Copiapó, a otras empresas de la zona y a la comunidad de Caldera,  se ha vuelto de extrema relevancia.

Cabe destacar que CAP forma parte de Pacto Global y adhiere a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, que les proporciona una guía estratégica para orientar su contribución al desarrollo sostenible de los territorios y las sociedades en las que están insertas sus operaciones.

Los desafíos de la pandemia para CAP

La pandemia ha impuesto retos inéditos a la humanidad, a los que el Grupo CAP no ha estado ajeno. Con el imperativo de cuidar la salud y el bienestar de los trabajadores, la empresa adaptó sus operaciones, yendo más allá de las exigencias sanitarias de las autoridades, aplicando medidas preventivas estrictas, algunas basadas en tecnologías de punta; junto con brindar apoyo psicológico, flexibilidad laboral y contención emocional a sus equipos.

Cabe destacar que ningún trabajador fue despedido ni suspendido a causa de la crisis sanitaria.