• Certificación ratifica el avance de la entidad hacia una banca cada día más responsable, siendo reconocida internacionalmente por alcanzar estándares específicos en la promoción de la igualdad de género y conciliación de la vida laboral, familiar y personal. 

 Convencidos de que las empresas deben generar espacios donde todos y todas tengan acceso a las oportunidades de desarrollo y prime el respeto por las diferencias, Banco Santander comenzó a trabajar en septiembre de 2019 en la certificación de la Norma Chilena 3262 sobre igualdad de género y conciliación de la vida laboral, familiar y personal. Luego de más de un año y medio, este proceso de implementación ahora culmina con la obtención del Sello “Iguala Conciliación” entregado por el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, permitiéndole al Banco ser reconocido internacionalmente por alcanzar estándares específicos en la promoción de estas materias.

Para lograr esto, Santander implementó procedimientos, políticas, registros, planes, programas y acciones consistentes y concretas enfocadas en avanzar en estos aspectos y erradicar brechas estructurales y culturales, un trabajo que le permite convertirse en el primer banco en Chile en contar con este importante sello.

La ministra de la Mujer y la Equidad de Género, Mónica Zalaquett, sostuvo que “cada día hay más evidencia de que la diversidad y la inclusión de las mujeres en las empresas aporta valor a las compañías: mejora los ambientes de trabajo, impulsa la innovación y aporta con nuevos enfoques y miradas a la resolución de problemas. En definitiva, las organizaciones pueden entregar respuestas más adecuadas a una sociedad altamente demandante. Revitalizar la economía del país sólo será posible a través del valor que aporta la diversidad, la equidad y la inclusión. Para ello necesitamos avanzar en una transformación cultural que permita que hombres y mujeres puedan conciliar mejor su vida personal, familiar y personal”. Agregó que “por ello la adhesión de Banco Santander a la Norma Chilena 3262 y la obtención del Sello Iguala que entrega SernamEG, y que es una distinción a su compromiso con la equidad de género, es tan relevante y sin duda un ejemplo para otras entidades financieras”.

María Eugenia de la Fuente, gerente División Personas, Comunicaciones y Sostenibilidad de Santander, afirmó que “tenemos el firme propósito de aportar a un mundo más inclusivo y equitativo para todos y todas, respetando las diferencias que son propias del mundo en el que nos

desenvolvemos. Estamos convencidos de que impulsar equipos diversos en experiencias, perfiles, procedencias, género, edad y creencias, permitirá diseñar e implementar soluciones innovadoras y vinculantes con los clientes y la sociedad”.

La ejecutiva agregó que “esta norma es un verdadero marco de referencia que guía el trabajo de las empresas que, como nosotros, tienen la convicción de estar gestionando adecuadamente estos aspectos, de forma de asegurar un mayor bienestar para todas las personas que forman parte de Santander”.

Para garantizar lo anterior, el Banco se compromete a cumplir con ciertos criterios específicos:

  1. Promover la igualdad de oportunidades, sin distinción de raza, sexo, nacionalidad, edad, idioma, religión, enfermedad y discapacidad o cualquier otra índole.
  2. Crear, reformar y cuidar el lenguaje, comunicación y actitudes en las relaciones
  3. Facilitar y promover la conciliación de la vida laboral, familiar y personal a través de la mantención y mejoramiento de iniciativas que incentiven a
  4. Garantizar ambientes laborales seguros, previniendo el acoso laboral y sexual, entre
  5. Cumplir leyes y normativas referidas a la igualdad de género y la conciliación de trabajo y familia a nivel nacional e
  6. Liderar y asegurar el mejoramiento continuo del sistema de gestión de igualdad de género y conciliación.

La obtención de este Sello se da en el marco del trabajo que el Banco realiza a diario por llevar adelante su gestión de manera responsable con el medioambiente y la sociedad, preocupado de generar valor para todos sus grupos de interés, entre ellos, quienes forman parte de Santander.

A nivel global, el Grupo trazó una serie de compromisos para responder a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, impulsados por las Naciones Unidas, entre los que se cuenta estar dentro de las 10 mejores empresas para trabajar en al menos seis de las geografías en las que opera, contar con al menos un 30% de mujeres en cargos directivos, instaurar una estructura salarial equitativa y conseguir la equidad salarial de género en 2025. En el caso de Chile, Santander es la mejor empresa para trabajar entre compañías de más de 1.000 personas, según el ranking 2020 de Great Place to Work, y cuenta con una Política de Retribución que vela por la equidad entre todas las personas que ocupen un mismo puesto, resguardando el principio de igualdad de oportunidades, que se funden entre otras razones en las capacidades, calificaciones, idoneidad y responsabilidad.