• La iniciativa de la UDD y Fundación Enel busca construir escenarios futuros para Chile a partir de las señales de cambio que se observan hoy en el país para diseñar estrategias de acción que permitan anticiparnos al futuro. La jornada fue la primera de tres que se realizarán durante lo que queda del año para entregar un producto final en diciembre.

Chile Territorio Futuro, la iniciativa coordinada por el Centro de Innovación en Ciudades de la Facultad de Arquitectura de la UDD e impulsada por Fundación Enel, reunió hoy a expertas y expertos de distintos ámbitos en torno a una pregunta para pensar en el futuro de Chile: ¿qué está pasando hoy que aún no se visualiza claramente que puede anunciar un cambios para el futuro?

Con el fin de construir escenarios posibles para Chile del 2050 se discutieron las señales de cambio recogidas por el equipo Chile Territorio Futuro durante los meses de junio y julio a partir de entrevistas e intercambios virtuales con expertos y expertas del ámbito político, social, económico, legal, tecnológico y medioambiental. Las señales de cambio se identifican como puntas de iceberg de futuros escenarios para Chile.

El diálogo condujo a identificar procesos emergentes en nuevas tecnologías y demandas por mayor justicia ambiental, formas innovadoras de participación ciudadana y reconocimiento de las realidades regionales, transformaciones en las industrias energéticas y alimentarias, maneras de habitar los territorios urbanos y rurales tomando en cuenta la experiencia cotidiana de las personas, y en cambios en los modelos de producción con una perspectiva de regeneración y respetuosa del medio ambiente, entre otros.

Se destacó la importancia de la desigualdad de los impactos medioambientales y la urgencia de extender prácticas medioambientales en distintos sectores de la ciudadanía. Respecto a las regiones y la gobernanza se manifestó la necesidad de contar con diversas alternativas para hacerse cargo de las distintas escalas, sobre todo de problemas intrarregionales, o intercomunales que no son posibles de abarcar de manera sólo regional o comunal.

Las señales que anuncian posibles impactos medioambientales y en relación a la alimentación, fueron muchas. Entre ellas se destaca la preocupación de las y los expertos por el impacto social y la crisis alimentaria vinculada a ella. Se reconocieron también señales de cambio nacidas en la pandemia que anuncian un futuro más comunitario, local y colaborativo.

La participación del grupo experto en el encuentro de hoy permitió un trabajo a partir de la experiencia y recorrido de una diversidad de actores sociales, de distintas edades, perfiles y campos de trabajo, lo que se espera lleve a diseñar estrategias para la acción en la que se requerirá de la participación abierta de la ciudadanía. El horizonte de Chile Territorio Futuro, que mira al 2050, se plantea como un espacio de tiempo necesario para planificar las acciones que pueden llevar a futuros deseables para el país y, en ese contexto, se espera contribuir al diálogo propositivamente, tomando en cuenta lo que ocurre hoy en Chile.

Las señales identificadas y priorizadas hoy serán profundizadas para realizar la próxima jornada de Chile Territorio Futuro en el mes de septiembre. El trabajo de Chile Territorio Futuro continuará hasta fin de año en su primera etapa, y el plan es que exista una segunda fase en que las estrategias de acción diseñadas puedan ser prototipadas y escaladas a nivel de políticas públicas.

08 Ago , 2022 0 Comments Adherentes, Noticias