Hoy en día, ya son evidentes las consecuencias en el medio ambiente de la sobreexplotación de los recursos naturales, así como de la producción y desecho excesivo de todo tipo de productos, sobre todo los de difícil reducción o lenta biodegradación. El grave deterioro de los ecosistemas de nuestro planeta, pone de manifiesto que solo por medio de una reformulación general de las modalidades de producción y consumo lograremos mitigar sus efectos e impedir llegar a un nivel que dificulte seriamente su sostenibilidad.

Son muchas las prácticas de producción y consumo que son necesarias mejorar. Entre ellas se encuentran el desperdicio de alimentos, el uso poco eficiente de la energía y la contaminación del agua. Naciones Unidas señala dos formas principales de ayudar al desarrollo sostenible en este ámbito: 1) reduciendo los desechos y 2) actuando de forma reflexiva al momento de comprar y optar por una opción sostenible siempre que sea posible.

En respuesta a este llamado, las empresas que conforman el Grupo de Empresas Líderes ODS 12 de Red Pacto Global Chile desarrollaron en 2019 un plan de trabajo para definir el aporte de la industria a este Objetivo de Desarrollo Sostenible. Para ello, definieron algunas áreas de acción, vinculadas tanto con la realización de workshops en economía circular como con la aplicación de guías de comunicación efectiva en iniciativas sostenibles.

-Empresa representante: Unilever

-Empresas participantes: Cencosud, Falabella Retail, Jumbo, Nestlé, Sodexo, Viña Concha y Toro (metodología), WSP (metodología) y Walmart

-Organismos técnicos de apoyo: Ministerio de Medio Ambiente, División de Consumo y Producción Sustentable.

-Organizaciones participantes: Fundación Chile, ADC Circular y Mercado Birus.
Meta(s) del ODS identificadas: 12.8 De aquí a 2030, asegurar que las personas de todo el mundo tengan la información y los conocimientos pertinentes para el desarrollo sostenible y los estilos de vida en armonía con la naturaleza.

-Trabajo 2019: Se acordó aplicar una guía de comunicación, basada en una existente de UNEP, para lo que se tomó contacto y se trabajó directamente con la oficina de UNEP (París), realizándose dos reuniones en Santiago con la jefa del área de proyectos de UNEP en París. Producto de estas reuniones, se planteó un trabajo conjunto para revisar una réplica a nivel local de su guía de comunicación de atributos sustentables.

La guía, que se enfocará en entregar a los consumidores finales la mayor cantidad de información posible para efectuar compras sostenibles y responsables, está dirigida al sector privado (productores primarios, fabricantes, minoristas y profesionales de la contratación pública); profesionales del marketing y la publicidad; esquemas de etiquetado y normas voluntarias de sostenibilidad; gobiernos (incluidas las autoridades subnacionales) y profesionales de la contratación pública; sindicatos, organizaciones sociales o del sector industrial; organizaciones de consumidores, medioambientales y otras organizaciones de la sociedad civil; y autoridades de vigilancia del mercado.

-Propuesta continuidad 2020: Materializar la versión final de la guía de UNEP, adaptada al caso de Chile, así como evaluar el uso de la plataforma facilitada por esta organización para levantar los casos de las empresas y desarrollar nuevas líneas de trabajo.

La guía, que se proyecta estará disponible el año 2020, propone una serie de medidas para que los productores no se ciñan únicamente a informar lo que por ley les es obligatorio, sino que también comuniquen datos referentes a sus productos que tengan la capacidad de influir decisivamente en la búsqueda de la sostenibilidad, por ejemplo, a través de su conexión con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas (ODS).

Entre la información que se espera que los productores comuniquen, también se encuentran las características que propiciarían la reutilización, recuperación y reciclaje de sus productos y/o envases, conectando así este proyecto con los lineamientos de la economía circular.

25 Feb , 2020 0 Comments