Por Claudia Blazquez, Gerente de Auditoría Interna, Oficial de

Cumplimiento en Empresas Iansa.

Ingeniero Industrial. Posee más de 19 años de experiencia en Gobiernos

 Corporativos, Auditoria, Riesgo y Cumplimiento, tanto en la industria de salud, como en Farmacias y Banca.

Promover un comportamiento ético es el primer mandato para una empresa. En este sentido, velar por la ética y la transparencia es un asunto que trasciende los efectos de la productividad y la competitividad, y trabajar en generar esa confianza se traducirá en el fortalecimiento de la reputación corporativa, uno de los principales rasgos que poseen las organizaciones de alto desempeño.

Hoy tenemos la obligación de ser coherentes entre nuestras declaraciones y nuestras acciones. En Empresas Iansa estamos convencidos de que la adopción y el cumplimiento de estándares en probidad y transparencia es la clave para un gobierno corporativo responsable.

Lo anterior se convierte en un reto significativo para muchas organizaciones en vista de los requerimientos regulatorios y cambios introducidos en los últimos años en materias que incluyen acciones de prevención de delitos, responsabilidad social empresarial y su desempeño sustentable, entre otras. En este entorno, las organizaciones más exitosas serán aquellas con una estrategia bien definida, respaldada por un programa de gestión, de cumplimiento sólido. A su vez, las organizaciones también necesitarán asegurar la colaboración de sus partes interesadas para garantizar que entiendan y respalden las decisiones de inversión y otras iniciativas.

En Empresas Iansa estamos convencidos de que continuar con nuestra estrategia de cultura responsable y ética aplicada a nuestro quehacer, nos anima a trabajar asumiendo posturas transparentes, cuyas acciones estén orientadas a contribuir con la sociedad y con una cultura corporativa basada en la probidad. Todo esto, a su vez, incorporando sistemas de cumplimiento, herramientas para gestionar conflictos de intereses y desarrollando procesos de respeto al medio ambiente, a las personas y a los Derechos Humanos.

En lo que respecta a nuestras actividades de Ética y Cumplimiento, contamos con programas certificados e implementados, los cuales se extienden a todas las operaciones y transacciones de nuestras empresas y compromisos de: traspasar a la acción la política de tolerancia cero; difundir y potenciar los valores y principios de la compañía entre todos sus trabajadores; incentivar y capacitar a los trabajadores a participar en la prevención y denuncia en la comisión de los delitos; establecer canales de comunicación adecuados para realizar consultas y denuncias vinculadas al delito y/o la corrupción; y dar a conocer e invitar a colaborar a sus grupos de interés u otras entidades externas a la política de tolerancia cero frente al delito y la corrupción.

24 Oct , 2022 0 Comments Columnas, Noticias