Mentalidad Web 01 Feb , 2016

Pese a que la tasa de pobreza mundial se ha reducido a la mitad desde el año 2000, en las regiones en desarrollo aún una de cada diez personas, y sus familias, sigue subsistiendo con 1,90 dólares diarios y hay millones más que ganan poco más que esta cantidad diaria. Se han logrado avances significativos en muchos países del Asia oriental y sudoriental, pero casi el 42% de la población del África Subsahariana continúa viviendo por debajo del umbral de la pobreza.

La pobreza va más allá de la falta de ingresos y recursos para garantizar unos medios de vida sostenibles. La pobreza es un problema de derechos humanos. Entre las distintas manifestaciones de la pobreza figuran el hambre, la malnutrición, la falta de una vivienda digna y el acceso limitado a otros servicios básicos como la educación o la salud. También se encuentran la discriminación y la exclusión social, que incluye la ausencia de la participación de los pobres en la adopción de decisiones, especialmente de aquellas que les afectan.

Para lograr este Objetivo de acabar con la pobreza, el crecimiento económico debe ser inclusivo, con el fin de crear empleos sostenibles y de promover la igualdad. Los sistemas de protección social deben aplicarse para mitigar los riesgos de los países propensos a sufrir desastres y brindar apoyo para enfrentarse a las dificultades económicas. Estos sistemas ayudarán a fortalecer las respuestas de las poblaciones afectadas ante pérdidas económicas inesperadas durante los desastres y, finalmente, ayudarán a erradicar la pobreza extrema en las zonas más empobrecidas.

DATOS

  • Unos 783 millones de personas vive por debajo del umbral de pobreza internacional, con 1,90 dólares diarios.
  • En 2016, menos del 10% de los trabajadores de todo el mundo vivían con sus familias con menos de 1,90 dólares diarios por persona.
  • En el mundo existen 122 mujeres, entre los 25 y 34 años, viviendo en extrema pobreza por cada 100 hombres del mismo grupo de edades.
  • La mayoría de las personas que viven por debajo del umbral de pobreza viven en dos regiones: Asia meridional y África subsahariana.
  • Las altas tasas de pobreza se encuentran a menudo en los países pequeños, frágiles y afectados por conflictos.
  • Uno de cada cuatro niños menores de cinco años, en todo el mundo, tiene una estatura inadecuada para su edad.
  • En 2016, solo el 45% de la población mundial estaba amparada efectivamente por un sistema de protección social con al menos una prestación en efectivo.
  • En 2017, las pérdidas económicas debidas a desastres, incluidos tres grandes huracanes en los Estados Unidos y el Caribe, se estimaron en más de 300 mil millones de dólares.

 

METAS

1.1  Para 2030, erradicar la pobreza extrema para todas las personas en el mundo, actualmente medida por un ingreso por persona inferior a 1,25 dólares de los Estados Unidos al día.

1.2  Para 2030, reducir al menos a la mitad la proporción de hombres, mujeres y niños de todas las edades que viven en la pobreza en todas sus dimensiones con arreglo a las definiciones nacionales.

1.3   Poner en práctica a nivel nacional sistemas y medidas apropiadas de protección social para todos, incluidos niveles mínimos, y, para 2030, lograr una amplia cobertura de los pobres y los vulnerables.

1.4   Para 2030, garantizar que todos los hombres y mujeres, en particular los pobres y los vulnerables, tengan los mismos derechos a los recursos económicos, así como acceso a los servicios básicos, la propiedad y el control de las tierras y otros bienes, la herencia, los recursos naturales, las nuevas tecnologías apropiadas y los servicios financieros, incluida la microfinanciación.

1.5   Para 2030, fomentar la resiliencia de los pobres y las personas que se encuentran en situaciones vulnerables y reducir su exposición y vulnerabilidad a los fenómenos extremos relacionados con el clima y otras crisis y desastres económicos, sociales y ambientales.

1.a   Garantizar una movilización importante de recursos procedentes de diversas fuentes, incluso mediante la mejora de la cooperación para el desarrollo, a fin de proporcionar medios suficientes y previsibles a los países en desarrollo, en particular los países menos adelantados, para poner en práctica programas y políticas encaminados a poner fin a la pobreza en todas sus dimensiones.

1.b   Crear marcos normativos sólidos en los planos nacional, regional e internacional, sobre la base de estrategias de desarrollo en favor de los pobres que tengan en cuenta las cuestiones de género, a fin de apoyar la inversión acelerada en medidas para erradicar la pobreza.

¿Cómo pueden las empresas contribuir al ODS 1?

Las empresas pueden contribuir de diferentes maneras al Objetivo 1. Hay determinadas empresas cuyo núcleo de negocio está más directamente ligado a este objetivo, como las del sector de tecnología e innovación, cuyos avances pueden impulsar la reducción de la pobreza a escala global o las del sector financiero. No obstante, todas las empresas, independientemente de su sector, pueden tomar medidas para contribuir.

A nivel interno:

  • Proporcionando condiciones laborales adecuadas a sus trabajadores, que les permitan acceder a condiciones de vida dignas.
  • Poniendo en marcha políticas de igualdad en la empresa, dando a las mujeres la oportunidad de desarrollarse laboralmente de forma igualitaria.
  • Llevando a cabo medidas de diversidad en la empresa, proporcionando a los grupos desfavorables igualdad de oportunidades laborales.
  • Fomentando el empleo joven, para proporcionar a las nuevas generaciones igualdad de oportunidades.
  • Mejorando las cuestiones relacionadas con la prevención y la salud laboral.
  • Proporcionando formación continua a los empleados.

A nivel externo:

  • Utilizando los productos y servicios de la empresa para encontrar soluciones a las diferentes variables que producen pobreza. Por ejemplo, una empresa del sector bancario a través de la extensión de microcréditos, una empresa de telecomunicaciones, creando conexiones entre diferentes actores para fomentar el crecimiento económico o una empresa de tecnología, fomentando avances científicos que ayuden a reducir la pobreza.
  • Disminuyendo el impacto medioambiental que tienen sus actividades y operaciones, para evitar crisis ambientales y económicas que repercutan en la población.
  • Realizando proyectos de cooperación al desarrollo, que permitan mejorar las condiciones de vida de miles de personas fuera de nuestras fronteras.
  • Creando alianzas público-privadas con ONG y administraciones públicas para proyectos específicos que favorezcan la reducción de la pobreza.

¿Cómo pueden medir las empresas su contribución al Objetivo 1?

Las empresas tienen a su disposición diferentes indicadores dentro de la herramienta ‘’Global Compact Compasss’’, elaborada por GRI, UN Global Compact y el World Business Council for Sustainable Development (WBCSD).

Esta herramienta cuenta con indicadores específicos para que las empresas puedan comprobar sus avances en las contribuciones de los diferentes ODS.

Algunos ejemplos de indicadores relativos al ODS 1 son:

  • Porcentaje medio de sueldos desagregados por tipo de contrato.
  • Porcentaje de beneficios que se reinvierten localmente o en el país donde se realizan las operaciones.
  • Iniciativas para mejorar el acceso a servicios financieros para personas desfavorecidas.
  • Volumen de biocombustibles producidos y adquiridos con criterios de sostenibilidad.

¿Qué herramientas tienen las empresas a su disposición para facilitar la contribución al objetivo 1?

Las empresas cuentan con diferentes herramientas para guiar sus contribuciones a los ODS y más específicamente al objetivo 1.

ENLACES


ODS 1 | ODS 2 | ODS 3 | ODS 4 | ODS 5 | ODS 6 | ODS 7 | ODS 8 | ODS 9 | ODS 10 | ODS 11 | ODS 12 | ODS 13 | ODS 14 | ODS 15 | ODS 16 | ODS 17 |