• En un ciclo de cinco sesiones, se trataron temáticas como las exigencias tributarias actuales de distintos países, las miradas empresariales sobre los alcances de la responsabilidad de las organizaciones en el pago correcto de los impuestos, la relevancia de un marco regulatorio realista y adecuado al país, y la sensibilización sobre la importancia del aporte, a través de los impuestos, para construir una sociedad más equilibrada.

No podemos negar que los impuestos tienden a asociarse instintivamente a una carga u obligación, y no necesariamente se vinculan con un sentido de pertenencia o contribución social a un determinado país o comunidad.

La desconexión con la función que cumplen los impuestos; la complejidad de las normas que los regulan; la sobre especialización y excesiva complejización del tema; los arduos procesos de fiscalización y la ligera “accountability” respecto del destino de los fondos recaudados, han facilitado que los impuestos sean mirados como un mero costo o carga, en lugar de una forma de colaboración al bien común.

Sin embargo, en el contexto post-pandemia, los impuestos salen nuevamente a la palestra y la forma de enfrentarlos ya no puede ser la misma. La presión irrestricta en aumentar la recaudación, que enfrentan las autoridades, en los diferentes países,  para abordar las crecientes demandas sociales, se ve acompañada por un escrutinio público cada vez mayor sobre la gestión de ellos, para que realmente contribuyan al bienestar social, a la protección del medioambiente, al crecimiento económico, en un marco donde se exige mayor transparencia y gobiernos corporativos más sólidos y diversos.

La red chilena de Pacto Global junto a su Grupo de Empresas Líderes por el ODS 16 – representado por la Bolsa de Santiago – cerraron esta secuencia de charlas sobre Sostenibilidad Tributaria, para luego proyectar un nuevo ciclo.

Las instancias, que fueron realizadas de manera virtual, contaron con la presencia de destacados expositores del mundo privado, público y de organizaciones internacionales, quienes explicaron la relevancia de entender la Sostenibilidad Tributaria como una herramienta de progreso para los países.

Las sesiones fueron presididas por Margarita Ducci, directora ejecutiva de Pacto Global Chile y María Gloria Timmermann, gerente de Relaciones Corporativas y Sostenibilidad de la Bolsa de Santiago.

El ciclo, que comenzó en mayo y finalizó el pasado 8 de septiembre, hizo especial énfasis en cómo la Sostenibilidad Tributaria se ha transformado en un eje de acción que ha cobrado relevancia en los últimos años, para dar cumplimiento a los criterios ASG (Ambientales, Sociales y de Gobernanza), que son promovidos particularmente por los grandes inversores, en distintos países del mundo. Así, a través de casos de empresas que han apostado por implementarla como un eje de acción corporativo, las distintas presentaciones coincidieron en la importancia que se le debe dar en la actualidad, a que las compañías informen a la sociedad, sobre su contribución.

Otro punto que fue destacado por los expositores fue la relevancia de los reportes corporativos, que mediante metodologías como la de Global Reporting Initiative, han logrado consolidar esta información.

  • Sandra Benedetto, socia del Área Legal y Tributaria, PwC Chile:

“Los impuestos son una forma en cómo las empresas y las personas naturales contribuyen a la sociedad. Es importante que las compañías sepan cuánto contribuyen y tengan una noción acerca de bajo qué conceptos contribuyen. Además, es preciso que las autoridades tributarias tengan la habilidad no solamente de recaudar, sino que de gestionar adecuadamente lo que recaudan”.

  • Gerardo Illanes, CFO de SQM:

“El pago de impuestos siempre tiene que enfocarse desde una mirada de alianza público-privada. Es muy importante tener en cuenta que las operaciones que realice una empresa, dependen del entorno en donde se encuentran, por lo que las contribuciones que puedan hacer las compañías a ese entorno, son relevantes”.

  • Aurelio Oliveira, CFO de Enel Américas:

“Los tributos tienen un rol fundamental en la redistribución de renta. Esto, ya que crean condiciones para que todos tengan acceso a mejores condiciones de vida: seguridad, educación, saneamiento básico. Las empresas tienen que ser parte activa de buscar cómo contribuir desde sus operaciones, para ayudar en esa redistribución”.

  • Dave Reubzaet, Director Capital Markets, Global Reporting Initiative (GRI):

“Siempre es positivo ser más transparentes sobre cómo se realizan las operaciones impositivas y cómo esto contribuye al país. Es importante que las empresas y las personas sean más transparentes en la planificación de impuestos y que no evadan su pago, ya que es un daño que termina afectando el desarrollo de la sociedad.

  • Jvan Gaffuri, director de ESG Benchmarking en S&P Global Sustainable1:

“Las empresas deben tener confianza en publicar la estrategia fiscal. Este es el primer paso para visibilizar la ciudadanía de la empresa, que la muestra como algo más que una organización que solo busca el beneficio de los accionistas, sino que como un ente que crea valor para la sociedad”.

  • Carolina Saravia, subdirectora de fiscalización del Servicio de Impuestos Internos:

“Lo que buscamos es instaurar el concepto de Responsabilidad Social Tributaria y realizar un trabajo colaborativo con los grupos económicos, para asegurar el correcto cumplimiento de las obligaciones tributarias y así, disminuir el riesgo de erosión de la base imponible, aumentar la contribución impositiva y mitigar sus riesgos específicos”.

Para ver las charlas completas, haz clic aquí.