La Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, aprobados en 2015 por la Asamblea General de Naciones Unidas persiguen básicamente tres cosas: acabar con la pobreza extrema, luchar contra la desigualdad y la injusticia y combatir el cambio climático. Se trata según la ONU, de “no dejar a nadie atrás” y para alcanzar el exito, el papel de las empresas es determinante.

La Agenda 2030 ha situado por primera vez al sector privado como agente clave de desarrollo y coloca sus aportaciones al desarrollo sostenible al mismo nivel que las realizadas por los estados y la sociedad civil. Naciones Unidas apuesta así, por concebir a las empresas no solamente como actores que generen riqueza, sino también desarrollo a nivel mundial.

Es aquí donde los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) juegan un papel esencial, proporcionando a las empresas un marco universal y coherente para guiar sus contribuciones al desarrollo sostenible y crear valor compartido. Las empresas, según su sector y modelo de negocio deben identificar sobre qué objetivos y metas tienen capacidad de influencia y realizar actividades y operaciones para contribuir al desarrollo sostenible, a nivel local e internacional.

La relación entre las empresas y los ODS

Las siguientes publicaciones y guías son la bibliografía básica para entender los ODS y contribuir a que el sector privado pueda implementarlos con éxito. Estos objetivos globales se han convertido en una parte esencial de la estrategia empresarial y de operaciones de la empresa, además, de un elemento fundamental para garantizar su sostenibilidad a largo plazo y generar oportunidades de negocio ligadas al desarrollo.

 

SDG Compass. La guía para la acción empresarial en los ODS

El SDG Compass es una guía que proporciona herramientas e información a las empresas para alinear sus estrategias, así como medir y gestionar su contribución a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

El sector privado ante los ODS. Guía práctica para la acción 

Publicación de la Red Española de Pacto Global, se trata de una publicación que coincide con el primer aniversario de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y persigue proporcionar a empresas y sector privado pautas, acciones y herramientas para contribuir a los ODS.

Reporting en ODS: un análisis de objetivos y metas (EN)

Esta publicación es un primer paso hacia una metodología uniforme para que las empresas reporten sobre su contribución e impacto sobre los ODS de una manera efectiva y comparable.

Blueprint para el Liderazgo Empresarial en los ODS

Una publicación que tiene como objetivo inspirar a todas las empresas – independientemente de su tamaño, sector o lugar de acción – a que tomen medidas de liderazgo en apoyo del logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Integrar los ODS en el reporting empresarial: una guía práctica (EN)

Documento destinado a ayudar a las empresas de todos los tamaños a priorizar los ODS para actuar e informar sobre ellos, establecer objetivos de negocio relacionados y medir e informar sobre el progreso.

Pacto Global y los ODS 

En 2015  la Asamblea General de Naciones Unidas aprobó la resolución que reconoce la importancia del sector privado en la concreción de la Agenda 2030 y los ODS, otorgando a Pacto Global el mandato de promoverlos entre las empresas.

Desde entonces, Pacto Global ha trabajado tanto desde su casa matriz en Nueva York, como en cada uno de los 160 países en donde se encuentra la iniciativa alrededor del mundo para dar a conocer la Agenda 2030, otorgar herramientas a las empresas y organizaciones del mundo privado, y propiciar acciones concretas que contribuyan al logro de los 17 ODS.

En razón de lo anterior, en diciembre de 2018 la Asamblea General decidió renovar el mandato otorgado a Pacto Global a través de la una nueva resolución. Entre los aspectos que aborda este nuevo documento, se destaca que “las asociaciones serán fundamentales para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, como instrumento eficaz para movilizar más recursos humanos y financieros, especialización, tecnología y conocimientos, al tiempo que reitera que esas asociaciones son un complemento, no un sustituto, de los compromisos contraídos por los Gobiernos para alcanzar dichos Objetivos”.

 

La relación entre las empresas y los ODS